Perspectiva

Pablo Mieres: “Este es un gobierno inerte, sin agenda, sin ideas, sin impulso”

El Senado Pablo Mieres ofreció un análisis desde una postura de "centro izquierda, moderada, progresista" sobre el panorama político de Uruguay.

Foto: Presidencia
Foto: Presidencia

En entrevista con el Observador, el Senador por el Partido Independiente, Pablo Mieres se manifestó sobre el estado del país y la opinión sobre el segundo mandato de Tabaré Vázquez. También arremetió contra la oposición, que en su entender “como tal no existe, existen oposiciones”.

Sobre el presidente Vázquez, aseveró que “tiene mucho menos poder que en su primera presidencia”, debido a una bancada parlamentaria “donde no tiene ninguna incidencia” y que se agrupa mayoritariamente detrás del expresidente José Mujica. Señala que el mandatario “está en una situación incómoda” porque “tiene miedo a la desobediencia y una manera de evitar quedar en evidencia es no tomar decisiones”.

“Vázquez renunció a hacer cambios. Este es un gobierno inerte, sin agenda, sin ideas, sin impulso. ¿Cuál es la gran transformación que trae este gobierno? Ninguna”, dijo el parlamentario. Enumeró en este sentido, medidas económicas que han despertado polémica en el público en general y la oposición, como el reajuste fiscal que se tradujo en “poner impuestos, recaudar más, golpear los bolsillos de los trabajadores y de los jubilados”.

Comparó la situación del Frente Amplio de cara a las próximas elecciones con el Partido Colorado, que para “perdiera respaldo tuvo que ocurrir una crisis brutal como la del 2002”. Estimó que “el que ganó tiene chances porque la gente cambia muy lentamente y muy poco” por lo tanto el Frente Amplio podría continuar otro período más “hasta por inercia”. Los nombres que barajó como posibles fueron José Mujica, Daniel Martínez y Danilo Astori, no así Sendic que “generó una sensación de desconfianza muy grande”.

Partido Independiente

Sobre la alineación del Partido Independiente como oposición, Mieres señaló “la oposición como tal no existe, existen oposiciones”.

Si bien no se alinea como oposición junto a los partidos Nacional, Colorado y de la Gente (Novick), en asuntos nacionales “que rompen los ojos” ha llegado a manifestarse afín a su agenda, “el caso ANCAP es uno, los negocios con Venezuela es otro”. Señaló que estas situaciones ponen en evidencia “que hay un problema ético, moral, de gente que se porta mal” por parte del gobierno.

Remarcó la participación del partido de centro izquierda, en el asunto ANCAP, que “fue un hecho político importante donde jugamos un papel” y la introducción de una modificación en la Ley de Inclusión Financiera que favorece a los pueblos del interior sin acceso a cajero.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje