Imprimir

El Frente Amplio manifestó su total rechazo al “proceso de golpe de Estado contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff”

El Secretariado del Frente Amplio expresó su total rechazo al “proceso de golpe de Estado contra la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, a raíz de la decisión de la Cámara de Diputados, de iniciarle un juicio político que podría culminar en la destitución de la mandataria.

dilma

Presidenta del Brasil Dilma Rousseff

El pasado domingo a la noche, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó por amplia mayoría iniciar el juicio político o “impeachment” a la presidenta Roussef.

Rousseff es acusada de ocultar la situación real financiera del país, o manipulación de las cuentas públicas, lo que a juicio de la oposición constituye un “crimen de responsabilidad”.

La mandataria niega tales acusaciones, y las atribuye a una conspiración ideada por el vicepresidente, Michel Temer, y por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien a su vez es acusado de corrupción.

El proceso continuará en la Cámara de Senadores, la cual tiene un plazo de hasta diez días para someter la decisión a votación. Con mayoría simple, decidirá si archiva la causa o se inicia el juicio político. En caso de que el Senado ratifique la decisión de Diputados, debería asumir la presidencia de la República del Brasil el actual vicepresidente, Michel Temer.

Golpe parlamentario

Ante tal situación el Frente Amplio manifestó este lunes su total rechazo frente al “proceso de golpe de estado que se está gestando contra la presidenta Dilma Rousseff, electa por 54 millones de brasileros en las urnas”.

La coalición de izquierda indica que el instrumento de juicio político o impeachment “sin fundamento jurídico que  lo  sustente es, en los hechos, un golpe parlamentario”.

“No existe ninguna acusación de acto de corrupción sobre la presidenta Rousseff en tanto existen investigaciones concretas sobre el 50% de quienes votaron a favor del juicio político. En particular sobre el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, acusado de tener cuentas ilegales en Suiza vinculadas a coimas, y sobre el vicepresidente de la República, Michel Temer, acusado de formar parte en el ‘lavajato’, (Petrobras) siendo quienes asumirían como presidente y vicepresidente en caso de prosperar el golpe”.

Asimismo, el Frente Amplio asegura que “el objetivo de sacar a Rousseff y al Partido de los Trabajadores de la Presidencia de Brasil, por parte de la  derecha y sectores afines, entre ellos la Red O Globo,  la Federación de Industriales  da Sao Paulo (FIESP) y Ssectores del Poder Judicial, es retomar el poder político y económico para sacar a Brasil del liderazgo del proceso de integración continental soberano y autónomo (MERCOSUR, UNASUR, CELAC) y de los llamados BRICS,  alineándolo con las políticas económicas desde los  grandes centros de poder”.

“Ante esta arremetida continental de la derecha con golpes de Estado de nuevo  tipo que ya vimos efectivizarse  contra el presidente Manuel Zelaya en Hondura y  contra  el presidente Fernando Lugo en Paraguay, manifestamos nuestra solidaridad con la presidenta Dilma Rousseff, el Partido de los Trabajadores de Brasil y el Frente Brasil Popular, y no dudamos en la necesidad de que los sectores populares mantengan su alerta en defensa de la democracia y contra los intentos desestabilizadores que recorren el continente”, manifiesta el Frente Amplio en su declaración.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión