Imprimir

El economista Alberto Graña asumió como presidente del Banco Central del Uruguay

Alberto Graña asumió en la mañana del viernes como presidente del Banco Central del Uruguay (BCU) en un acto llevado a cabo en el anfiteatro del banco. Según expresó, su principal objetivo es combatir la inflación.

Alberto Graña tiene 59 años y es Doctor en Economía

Sobre las 11 horas de la mañana del viernes Alberto Graña asumió como presidente del Banco Central del Uruguay en un acto que se llevó a cabo en el anfiteatro del edificio. En el mismo estuvieron presentes entre otros, el nuevo Ministro de Economía, Mario Bergara -quien dejó el puesto que desde hoy ocupa Graña- y el Vicepresidente del Uruguay, Danilo Astori.

La designación de Alberto Graña como presidente del BCU había sido aprobada por unanimidad el pasado martes en sesión extraordinaria de la Cámara de Senadores, una instancia que los políticos de la oposición también aprovecharon para reclamar que el presidente del BROU, Fernando Calloia, sigue en funciones.

Funcionario de carrera

Graña tiene 59 años y es Doctor en Economía por la Universidad de Lund, de Suecia. Es un hombre de confianza del actual Ministro de Economía y Finanzas, y no se le conocen afiliaciones partidarias. Es un funcionario de carrera en el BCU, al que ingresó en 1994 como analista económico. Hasta este viernes, desempeñaba las funciones de gerente de Política Económica y Mercados del Central.

En el discurso que dio en su acto de asunción, comunicó que la principal prioridad que tendrá ejerciendo su nueva función, es luchar contra la inflación. Tal como recoge el diario El País, el nuevo presidente de la institución dijo que “la inflación castiga a los ingresos fijos y especialmente a los ingresos bajos”.

Además, comunicó que en su opinión “la política monetaria es la correcta”, y se mostró optimista con respecto a la situación económica de los Estados Unidos, explicando que una recuperación en el país del norte, será positiva para toda la región.

Tanto Bergara como Jorge Gamarra y Washington Ribeiro, vicepresidente y director del BCU, aprovecharon la ocasión para destacar las virtudes de Graña como técnico en economía.

“No es un técnico en el sentido peyorativo porque a la hora de tomar una decisión o asesorar el directorio no se queda en esa especie de alquimia de fórmulas y modelos que es la política monetaria sino que tiene “una mirada lejana” con los efectos que puede tener en la población”, destacó Gamarra según el matutino.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión