Sabado 19 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • El quinto elemento

    Con Venezuela, el Mercosur ya abarca el 83% del PBI y el 70% de la población de Sudamérica

    El ingreso de la República Bolivariana de Venezuela al MERCOSUR deja al bloque regional como la quinta economía del mundo, según la presidenta pro tempore, la brasileña Dilma Rousseff. El Presidente uruguayo José Mujica recordó que las fuerzas de la historia colaboran como nunca para continuar la causa de los pueblos, iniciada durante la independencia de los latinoamericanos en el siglo XIX.

    Miércoles 01 de agosto de 2012 | 06:36

    Conferencia de prensa en Brasilia

    Durante la conferencia de prensa en Brasilia, el Presidente de la República José Mujica recordó que América Latina es el continente con mayores desigualdades del mundo, lo que conforma una deuda social impostergable y que es fuerza para continuar la causa de las transformaciones en el continente. “No se trata de soberbia, o de sustituir a los gigantes del pasado, sino que se trata de otro momento histórico” para América y sentenció: “es ahora o nunca”.

    En el marco de la crisis internacional, Mujica recordó que los términos del intercambio comercial siempre fueron desfavorables a los latinoamericanos, pero a partir del crecimiento asiático, cambiaron los términos. “Nunca tuvimos una oportunidad como ésta”, subrayó el Presidente, al tiempo que indicó que los Estados nacionales tienen mezquindades propias que “nos pueden hacer trampa” durante el proceso.

    Por este motivo, marcó que el objetivo del MERCOSUR es mejorar la calidad de vida de los habitantes de América Latina. “Nuestra verdadera causa está en las multitudes anónimas, no nos olvidemos, porque no tendremos la fuerza para continuar con esa causa”. Finalmente, llamó a los trabajadores a incorporarse al proceso de integración, “sin la pata popular de la historia en el MERCOSUR, no será suficientemente democrático”, afirmó.

    Dilma: una región poderosa

    La presidenta pro tempore del bloque Dilma Roussef detalló las cifras más importantes de la región, con la incorporación de Venezuela al MERCOSUR, que contará con 270 millones de habitantes y un producto bruto interno anual de tres trillones de dólares, lo que representa un 83% del producto bruto de América del Sur y el 70% de su población.

    El incremento del comercio con Venezuela creció siete veces y media en diez años (comenzó con mil millones de dólares en 2001). Señaló que el bloque, ampliado con Venezuela, buscará créditos dentro de la región como en el exterior para continuar con las inversiones necesarias para el desarrollo. Los trabajos técnicos para la inclusión de Venezuela comenzarán en agosto y se espera que finalicen a fin de año, dijo Rousseff.

    También señaló que el compromiso democrático del MERCOSUR motivó la suspensión de Paraguay, pero confirmó que no se tomará ninguna sanción económica ni suspensión de proyectos para no perjudicar a la población.

    Chávez: un largo camino

    El Presidente venezolano Hugo Chávez indicó que la incorporación de su país al MERCOSUR significará un proceso de aceleración de la historia, porque es la oportunidad histórica más importante de Venezuela en 200 años de historia.

    Para Chávez, Venezuela estaba condenada a ser una colonia, hasta que el proyecto petrolero que definió la estructura económica de su país generó un 60% de pobreza y un 25% de indigencia en su población, lo que propició una revolución social que culminó en las instituciones bolivarianas, a través de la primera constitución refrendada por sus ciudadanos y ahora, con el ingreso venezolano al bloque regional.

    Recordó que los mismos que promovieron el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), promocionado por Estados Unidos, se opusieron al ingreso venezolano al bloque del sur. “Estamos donde Bolívar nos dejó pendiente”, concluyó.

    Por su parte, la presidenta de Argentina Cristina Fernández señaló que la nueva posición del MERCOSUR, como quinta economía global, es una noticia muy buena pero a su vez una responsabilidad. Por eso abogó por mejorar su institucionalidad como forma de articular este nuevo polo de poder en el mundo. También brindó un mensaje a las potencias, al indicar que los precios del trigo, la soja y el maíz no causaron la crisis financiera, sino las políticas neoliberales pregonadas por las propias potencias, que provocaron entre otras cosas, la proliferación de paraísos fiscales (80 paraísos fiscales ostentan 400 millones de millones de dólares fugados de otras economías).

    Además explicó que, en el acierto o el error, los representantes de los países defienden los intereses de los más postergados en cada nación. Finalmente, dijo que la energía, la minería, los alimentos, y la ciencia y tecnología son las claves del Siglo XXI.

    Relacionadas de la nota

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario