INSÓLITO

Dueños de perros están empezando a temer que sus mascotas sufran autismo si los vacunan

La epidemia de los antivacunas está llegando a nuevos niveles absurdos: hay dueños de perros que no los están vacunando por miedo a que se "contagien" de autismo.

Foto: scott.af.mil
Foto: scott.af.mil

La preocupación por las mascotas que desarrollan autismo a partir de vacunas parece ser el problema más reciente dentro del movimiento antivacunas, que se ha movido más allá de la vacunación de niños y se filtró en el ámbito de las vacunas para mascotas, según publica el diario The Telegraph: ha tenido que salir al paso la Asociación Británica de Veterinaria (BVA) para aclarar que los perros no pueden “contraer” autismo, primero porque el autismo no es una enfermedad contagiosa, y segundo porque es una trastorno exclusivo de los humanos.

“Los ‘anti-vaxxers’ (como se les llama en inglés) creen que las inmunizaciones por medio de vacunas tienen efectos secundarios dañinos y pueden ser la causa del autismo en los niños, creencias ampliamente desmentidas por la comunidad médica.

Esta teoría se está aplicando cada vez más a las mascotas, particularmente en los EE .UU., Y existen temores de que se extienda al Reino Unido y pueda causar que caigan las ya de por sí bajas tasas de vacunación”, explicó la BVA en un comunicado.

Paranoia sin fundamentos

La declaración de BVA establece que el problema proviene de los dueños de mascotas estadounidenses y advirtió a los amantes de los animales británicos que ignoren la nueva tendencia: “Somos conscientes de un aumento en el número de dueños de mascotas en EE.UU. que se declaran antivacunas, que han expresado su preocupación porque sus perros desarrollen algún tipo de condición semejante al autismo. Pero aclaramos que actualmente no hay evidencia científica que sugiera que existe el autismo en perros, ni de su relación con la vacunación en humanos”, dice la organización.

“Todos los medicamentos tienen efectos secundarios potenciales, pero en el caso de las vacunas son poco frecuentes y los beneficios de la vacunación en la protección contra la enfermedad superan con creces el potencial de una reacción adversa”, continúa el escrito.

El problema ganó atención cuando el programa matutino Good Morning Britain tuiteó una solicitud para personas que se suscriben a la teoría de que sus mascotas podrían desarrollar autismo, publicado en agosto de 2018.

Si bien la BVA acepta que “es bienvenida” la discusión, recuerdan que es importante vacunar a los animales contra todas las enfermedades que podrían afectar su integridad, su calidad de vida o provocar la muerte, y que son suficientemente seguras.

Las tasas de vacunación de mascotas en el Reino Unido ya están cayendo. El Informe de Bienestar Animal de PDSA (PAW) en 2017 mostró que el 25 por ciento de los perros, el 35 por ciento de los gatos y el 50 por ciento de los conejos no habían cumplido con las mínimas vacunas, en comparación a 2016.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje