Veintiocho personas muertas y un centenar de heridos

Diversas irregularidades motivaron incendio fatal en discoteca peruana

Los diarios capitalinos despliegan este domingo una amplia cobertura sobre el hecho y coinciden en que lo sucedido muestra a un “Perú sin ley”.

Ubicada en los sótanos del centro comercial Jockey Plaza, al este de la ciudad, la discoteca Utopía, para uso preferencial de clase media alta, no tenía licencia de funcionamiento y su construcción tampoco estaba autorizada, informó Carlos Dargent, alcalde de Surco, jurisdicción competente.

Dargent acusó a jueces de haber sido sobornados para dar luz verde a la apertura de la discoteca.

A ello se añade, indicó en una nota editorial el diario Correo, un municipio que no exige la licencia, “una autoridad comercial que no vela por que sus inquilinos respeten las normas de seguridad, el cuerpo de bomberos desautorizado para inspeccionar tales normas y ningún poder superior para definir responsabilidades”.

El diario La República divulgó este domingo un informe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) que indica que detectaron a fines de junio problemas para el discurrir de la gente en el centro comercial, aunque no presentaron objeciones contra Utopía.

Indeci señaló este domingo en un comunicado que los dueños del local siniestrado “violaron las condiciones de seguridad al establecer un espectáculo con fuego abierto en un lugar cerrado en dimensiones y características inapropiadas”.

El Comercio sintetizó en su editorial: “La cultura de la indolencia y la informalidad social corroe nocivamente el tejido de nuestra sociedad, por la cual algunos se creen con derecho de pisotear e incumplir normas de convivencia ciudadana”.

José Chueca, directivo del Jockey Plaza, dijo que el centro comercial sólo alquila sus locales y que los responsables de cada negocio son los encargados de gestionar y obtener sus licencias de construcción, así como de adoptar medidas de seguridad.

Percy North, gerente general de la discoteca Utopía, anunció que presentará documentación probatoria de que estaban autorizados a funcionar y acusó al representante de una empresa de circo de ser culpable del incendio.

Según North, Roberto Ferreyros fue la persona que en un acto de malabarismo con fuego provocó el incendio.

Según el disc-jockey Alfredo Cabrera, Ferreyros logró salir de la discoteca con vida, aunque actualmente se desconoce su paradero.

Cabrera y los luminotécnicos Jairo Gonzales y Enrique Bravo confirmaron que Ferreyros activó un encendedor de cigarros sobre un rociador aromatizador para lanzar fuego para elevar el clímax entre los asistentes a la discoteca.

“El (Ferreyros) puso gotas de bencina en los ceniceros y los iba prendiendo, de pronto ingresó a la cabina del disc-jockey con el rociador, lanzó el gas al aire y lo prendió con un encendedor: el fuego alcanzó el techo y allí empezó todo”, relató Gonzales.

De acuerdo con el diario Expreso, “el incendio pasará a la historia como una de las muestras más repudiables de insensatez, irresponsabilidad y auténtico salvajismo en la administración de seguridad en el país”. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje