Imprimir Enviar por correo
Último momento
Iniciar sesión
Registrarse

La Universidad de la CIA, campo de entrenamiento para espías

TABASSUM ZAKARIA, WASHINGTON, REUTERS

 

Bienvenido a la Universidad de la CIA. Los estudiantes tienen códigos de acceso secretos, cursos y materiales secretos, y la ubicación de sus clases también permanece en secreto.

El edificio principal se combina con oficinas a su alrededor en un área del norte de Virginia. Afuera no existe ningún cartel que lo relacione a la CIA, pero cuenta con un estacionamiento de vehículos en el cual un guardia revisa las identificaciones.

La Universidad de la CIA, formada en marzo, incorpora 11 escuelas –algunas que existen desde hace años y otras nueva– en un intento por mejorar la coordinación de la agencia en los entrenamientos después de los atentados del 11 de setiembre contra Estados Unidos.

“Estamos profundizando el entrenamiento que vamos a hacer para toda una nueva generación”, dijo Frans Bax, el presidente de la Universidad de la CIA, en declaraciones a Reuters durante una reciente visita al campus. “Cientos y miles de nuevos oficiales van a sumarse a nuestras filas en los próximos años”.

“Ahora, como nunca antes, necesitamos entrenar con toda la intensidad e inflexibilidad que nos ofrece esta iniciativa. Lagama de riesgos complejos y oportunidades que enfrenta nuestro país, y la velocidad en que cambian, nos piden al menos eso”, dijo el director de la CIA, George Tenet, en un comunicado transmitido a los empleados sobre la creación de la Universidad de la CIA.

El protocolo de seguridad para ingresar al edificio es similar al utilizado en el cuartel general de la CIA. Una señal apunta hacia “teléfonos verdes y negros” –verde para las líneas de seguridad y negros para las no clasificadas–.

Uno de los cursos más populares es el de “Escribiéndole al presidente”, de cuatro días de duración. Cada presidente tiene distintas preferencias en cómo quiere que le sean presentados los informes de inteligencia.

Ardillas voladoras

En “CIA 201″, un curso de tres semanas, el foco está en la finalización en equipo de un ejercicio de un grupo de tareas que trabaja en una crisis determinada.

Los primeros días de clase están dedicados a realizar ejercicios para la conformación de grupos, como “la ardilla voladora” en el cual un estudiante es mantenido en el aire a una altura de 10 a 12 metros y tiene que confiar en que los compañeros que sostienen la cuerda no lo dejen caer.

También realizan un ejercicio para mantener el balance, en el cual los estudiantes se van parando sobre troncos y tienen que mantener el equilibrio en conjunto.

Los grupos, inevitablemente, tienen que lidiar con algunos miembros que simulan una conducta determinada, explicó el instructor.

Finalmente llega el ejercicio del grupo de tareas ante una crisis en la cual se le muestra a la clase un video de ficción que muestra cómo una “nación hostil” invade a un aliado estadounidense. En el falso ataque, los invasores utilizan misiles, tanques y armas químicas.

A los estudiantes de una gama de las disciplinas de la CIA –técnicas, finanzas, analíticas y operaciones clandestinas– se les dan libros con información de ambos países, cuyos nombres no se permite revelar, y se les pregunta luego cuáles son los posibles escenarios para la resolución del conflicto.

Los alumnos tienen que lidiar con una andanada constante de cables, llamados telefónicos, personas que inesperadamente golpean a la puerta de sus habitaciones pidiendo información, y tienen que preparar el reporte de una situación determinada e informar a un funcionario de la CIA antes que éste salga hacia una reunión en la Casa Blanca.

“La situación es muy ambigua”, dice el instructor. “Nos rompemos el alma tratando de sacar conclusiones en base a información incompleta”.

Un grupo de tareas que lidia con una crisis real generalmente trabaja sin descanso durante un par de meses como punto de contacto individual para reunir información de inteligencia.

Los más recientes fueron sobre Afganistán en los primeros meses de la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo y sobre los Balcanes durante los bombardeos de la OTAN contra Yugoslavia en 1999. Ninguno está actualmente en operaciones.

Idioma de espías

La CIA también está ampliando su entrenamiento de idiomas. Francés, español, árabe, chino, japonés y alemán están entre los idiomas que se enseñan en su universidad. Si un grupo de oficiales de la CIA necesita algún otro idioma puede ser adiestrado en otro lugar.

La CIA fue criticada por no contar con agentes que hablaran dialectos locales en Afganistán cuando Estados Unidos lanzó sus operaciones para destrozar a Osama bin Laden y su red Al Qaeda luego de los atentados del 11 de setiembre, en los cuales murieron 3.000 personas.

La Universidad de la CIA no ofrece cursos en dari, pashto, uzbeco o urdu: las lenguas de la región afgana.

“Aquí no enseñamos ninguna de esas lenguas. Tenemos gente que habla esos idiomas”, dijo la canciller Mary O’Sullivan.

“Uno de los temas que mejoramos y profundizamos después del 11 de setiembre es el de estar atentos en cuanto a la seguridad”, dijo Bax. “De cualquier tipo, desde seguridad en computación, personal o de información”.

La universidad es tan completa que los funcionarios de la CIA bromean con respecto a la construcción de un estadio deportivo en los parques aledaños al edificio principal.

¿Y qué nombre le darían a su equipo?

Se propone uno, dicen en broma: Los Topos Luchadores. *

Te puede interesar...
LIBERTAD RELIGIOSA

Hoy se celebra el Día Internacional del Derecho a la Blasfemia, la libertad de renegar de las religiones

POST GOLPE

Dilma Rousseff: "No son tan estúpidos como para apresar a Lula"

PAZ PARA TODOS

Papa Francisco: "Más allá de la necesaria ayuda humanitaria, Medio Oriente desea la paz"

VIOLENCIA POLÍTICA

Brasil: Ola de violencia en la campaña de las elecciones municipales

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión