MONDO CANE

Un azafato exasperado que el lunes se escapó del avión accionando el tobogán de emergencia tras un altercado con un pasajero fue inculpado el martes en Nueva York, anunció la fiscalía, aunque para muchos es un héroe.Steven Slater, de 38 años, se convirtió instantáneamente en famoso ­incluso en héroe, para algunos admiradores en redes de Internet como Facebook­ cuando los medios de Estados Unidos relataron su controvertido gesto de rebeldía.El azafato fue inculpado formalmente por la jueza Mary O’Donoghue en un tribunal de Queens, por cargos que incluyen haber puesto en peligro a los pasajeros, por los cuales es pasible de hasta siete años de cárcel. Según la fiscalía, Slater deberá pagar una fianza de 2.500 dólares para no permanecer detenido y comparecerá nuevamente ante el mismo tribunal el 7 de setiembre próximo. El incidente se produjo el lunes, poco después de que un Embraer de la aerolínea Jet Blue aterrizase en el aeropuerto Kennedy procedente de Pittsburgh, dijo una fuente policial de la Autoridad Portuaria de la ciudad. Uno de los pasajeros se negó a permanecer sentado y comenzó a recuperar su equipaje de mano, desoyendo las instrucciones del azafato, con quien se produjo luego un altercado. Slater descargó entonces dos décadas de frustración por el altavoz, antes de abrir la puerta, accionar el tobogán y huir del avión. “¡Ya tuve suficiente!”, dijo Slater por el altavoz junto a una serie de improperios. Antes de deslizarse por el tobogán, tomó la precaución de llevarse un par de cervezas, tal vez para festejar el fin proclamado de su calvario. El azafato salió luego corriendo por la pista, se subió a su automóvil en el aparcamiento del aeropuerto y regresó a su casa en el barrio Queens, donde fue luego detenido por la Policía. El fiscal Richard Brown destacó ante la corte que el tobogán de emergencia se despliega con tanta fuerza y en tan “pocos segundos que puede fácilmente matar o herir a personal presente en la pista”.

Un ciudadano británico de 34 años afirmó haberse convertido en la primera persona en caminar a través de toda la Amazonia, al atravesar aproximadamente unos 6.500 kilómetros de selva en los últimos dos años. “Tarea cumplida”, escribió Ed Stafford en su microblog de Twitter, donde actualizó su odisea prácticamente paso a paso. El ex militar comenzó su caminata el 2 de abril de 2008 en la cumbre del Nevado Mismi (en Perú, donde se origina el río Amazonas) en dirección a la costa brasileña.  En su caminata, afirmó, sobrevivió gracias a una dieta de arroz, frijoles y pescado, incluyendo pirañas, y soportó unas 50.000 picaduras de mosquitos y abejas. Stafford completó su caminata en compañía del peruano Gadiel Cho Sánchez Rivera, quien se le sumó en la aventura cuando ya llevaba cinco meses de marcha. Fueron “28 meses y finalmente Cho y yo terminamos la caminata en la Amazonia. Siempre supe que era posible”, escribió el británico en su página web. Por su parte, Sánchez Rivera explicó: “Comencé a caminar con Ed inicialmente porque sentí la responsabilidad de tratar de ayudar a este loco en un área muy peligrosa, donde hay traficantes de drogas y tribus (indígenas) hostiles”.  Sin embargo “a medida que pasaban los días realmente disfruté la vida y además Ed y yo nos hicimos amigos. No pasó mucho tiempo y supe que quería completar todo el viaje y caminar con Ed hasta el final”, añadió. Stafford, de la localidad inglesa de Leicestershire, relató que casi no logró completar la caminata, ya que el pasado domingo se desplomó víctima del cansancio a unos 85 kilómetros de la costa brasileña. “Empecé a dormirme mientras caminaba… El último día va a ser muy largo”, escribió en su blog el domingo. Ese día, contó, sintió un malestar generalizado que lo llevó a rascarse el cuerpo hasta que quedó imposibilitado de seguir adelante.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje