Imprimir

Guernica: ataque trágico y polémico

El 26 de abril de 1937 este pueblo de 6.000 habitantes era bombardeado por los aviones de la Legión Cóndor de la aviación alemana, en apoyo a las fuerzas nacionalistas de Francisco Franco, meses después del inicio de la Guerra Civil española (1936-39).

El bombardeo a ciegas al caer la tarde, un día de mercado, provocó incendios que destruyeron las tres cuartas partes de la ciudad y dejó cientos de muertos.

Guernica, cuna histórica del nacionalismo vasco que quería aplastar a Franco, se convirtió así en la primera ciudad de la historia destruida por un ataque aéreo que apuntó a sabiendas contra civiles.

Dos días después, el periodista inglés George Steer denunciaba la “tragedia” de Guernica en un célebre artículo publicado en portada del New York Times, pero tan sólo en la página 17 del Times de Londres.

Steer describía exactamente los ataques en picado de los Junkers y Heinkel alemanes que descargaron sobre Guernica miles de bombas, la mayoría incendiarias, antes de ametrallar a los habitantes que escapaban de los incendios. Sin embargo, los nacionalistas acusaron inmediatamente a las fuerzas republicanas de haber incendiado la ciudad, argumento de la propaganda que durante mucho tiempo repitieron los medios de comunicación y los círculos conservadores de Europa.

Posteriormente, cuando se vieron en un aprieto, los franquistas atribuyeron la responsabilidad de la masacre a los alemanes, que a su vez afirmaban que sólo habían querido bombardear un puente y una fábrica de armas cercanas a Guernica.

Sin embargo, ni el puente ni la fábrica fueron alcanzados por las bombas.

Las investigaciones históricas, y en particular una extensa búsqueda en los años 70 del periodista inglés Gordon Thomas, permitieron confirmar que el bombardeo respondía a una “estrategia del terror” ideada por los franquistas en concertación con sus aliados nazis. El general golpista Emilio Mola, que dirigía la ofensiva contra los republicanos en el norte de España, había explicado claramente que su intención era “arrasar Vizcaya” y terminar rápidamente con la guerra en esa región. *

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión