Jueves 17 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Los científicos apoyan la clonación humana

    Viernes 18 de agosto de 2000 | 00:00

    Londres, ANSA

    La comunidad científica británica y pacientes que sufren enfermedades incurables brindaron ayer un resuelto apoyo a la decisión del premier Tony Blair de autorizar la clonación de embriones humanos para fines médicos.

    Pero autoridades católicas y organizaciones pro vida reiteraron su oposición a la clonación de embriones humanos.

    Luego del anuncio de ayer del gobierno, muchas asociaciones médicas de Gran Bretaña subrayaron las ventajas potenciales de esta técnica para curar enfermedades.

    Entre las primeras organizaciones que apoyaron esta iniciativa figuró la más antigua asociación médica del Reino Unido, que exhortó a los parlamentarios a pronunciarse a favor cuando sean llamados a votar según la propia conciencia dentro de poco, en las sesiones del próximo otoño boreal.

    “Creemos que las potenciales ventajas de este tipo de investigaciones son tan grandes que justifican un cambio en la ley”, dijo un portavoz de esta asociación médica.

    Esta posición reflejó la opinión ya expresada ayer por el profesor Ian Willmott, del Roslin Institute, considerado el “padre” de la primera oveja clonada en el mundo, la famosa Dolly.

    “Todos sabemos que mucha gente sufre de estas enfermedades degenerativas y pienso que deberíamos estar muy entusiasmados frente a esta actitud positiva del gobierno”, había sido el comentario de Willmott.

    Hoy también los pacientes hicieron sentir sus voces. Por ejemplo, Michael Peters, un ex carpintero de 49 años afectado por el mal de Parkinson desde 1989: la nueva legislación sobre la clonación podría “cambiar mi vida para siempre”, declaró.

    “Esta enfermedad alteró mi modo de hablar y me impide caminar correctamente. No puedo trabajar porque no logro concentrarme y apenas me siento me duermo. Como todos los enfermos de Parkinson también yo estoy desesperado por encontrar una cura”, comentó Peters al diario “Daily Telegraph”.

    El doctor David Latchman, vicepresidente de la Asociación contra el mal de Parkinson, respondió en forma indirecta al pedido de ayuda lanzado por Michael Peters: este tipo de investigación tiene una “gran potencialidad para mejorar notablemente la cualidad de la vida de estos pacientes. Quien se opone debería tener óptimas razones para hacerlo”, declaró.

    También la doctora Diana Dunstan, directora del Medical Research Council, concuerda con Latchman. “Una de las primeras ventajas de esta técnica podría ser la producción de células nerviosas humanas para tratar a los enfermos afectados del mal de Parkinson y del mal de Huntington”, sostuvo.

    Para el director de la British Heart Foundation, profesor Sir Charles George, la clonación humana podría, además, llevar al “desarrollo de nuevos tratamientos para las enfermedades cardíacas y podría hasta permitir el crecimiento en laboratorio de corazones y otros tejidos para transplantes. Esto salvaría vidas humanas ya que todos los días muchos pacientes mueren por falta de donadores”.

    El mundo católico y las asociaciones pro vida, sin embargo, no piensan que las razones de la ciencia deban interferir con el derecho a la vida.

    “La investigación en las células formativas humanas pertenece a un campo científico que podría ofrecer desarrollos nuevos y prometedores, pero la ciencia no puede operar en el vacío”, dijo el cardenal Thomas Winning, arzobispo de Glasgow y presidente de la comisión de bioética de los obispos católicos.

    “Es moralmente equivocado obtener células formativas de un embrión humano ya que quiere decir destruir la vida humana”, agregó el cardenal.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario