CRISIS POLÍTICA

Israel convoca su tercera elección en menos de un año

El Parlamento queda disuelto de inmediato y se fijó el 2 de marzo como la fecha para los nuevos comicios.

Benjamín Netanyahu junto a su esposa Sara. Foto: Twitter/Netanyahu
Benjamín Netanyahu junto a su esposa Sara. Foto: Twitter/Netanyahu

En una situación jamás vista en la historia de Israel, el Parlamento acordó ayer su propia disolución y aprobó la celebración de nuevas elecciones generales que serán convocadas para el próximo 2 de marzo, las terceras en menos de un año.

En los venideros comicios se volverán a ver la cara el primer ministro, Bejamin Netanyahu (acusado de corrupción), y su más fuerte opositor, Benny Gantz.

Los israelíes ya votaron en abril y luego en setiembre, y han visto como fracasaron ambos intentos de conformar gobierno: esto se logra obteniendo una mayoría en el Parlamento con 61 de los 120 legisladores.

Los partidos de Netanyahu, el Likud (derecha), y de Gantz, Azul-Blanco (centroderecha), ya dieron en estos días su visto bueno para realizar una campaña expedita y votar antes de la gran fiesta judía de Purim que se realiza entre el 9 y el 10 de marzo.

Bloqueo político y crisis

Los escándalos judiciales han perseguido a Netanyahu, quien ha sido primer ministro por 13 años (los últimos diez consecutivos). Está acusado de fraude, soborno y abuso de confianza y todo esto ha minado su aprobación. Algunos de sus más cercanos colaboradores, como su abogado personal, también esta acusado de lavado de dinero por una operación de compra de submarinos del consorcio alemán Thyssen Krupp.

Gantz ha instado por semanas a Netanyahu a retirarse de la política hasta que su panorama judicial se aclare, consejo que ha caído en saco roto. También le pidió que renunciara a su inmunidad para que rinda cuenta ante la Justicia como cualquier ciudadano; esto tampoco ha ocurrido.

Entre los otros contendientes está el ultranacionalista y ultraconservador

Avigdor Lieberman, líder de la formación Israel Beitenu, el único partido que no dio su apoyo a nadie y cuyos escaños hubieran bastado a Netanyahu y a Gantz para formar gobierno y evitar nuevas elecciones.

“No puedo aceptar que la agenda política sea dictada por los problemas legales de un solo hombre”, dijo Lieberman en referencia a Netanyahu.

Por su parte, los ciudadanos israelíes ya están resignados a votar por tercera vez y los medios nacionales ironizan sobre cuándo serán las cuartas elecciones porque los sondeos apuntan a que en marzo los resultados serán semejantes a las últimas ocasiones.

Netanyahu dijo estar dispuesto a someterse a votaciones internas y se ha mostrado confiado en ganar.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje