PETRÓLEO

Más de 1.000 empresas quitaron sus inversiones de los combustibles fósiles en 5 años

Si bien las conversaciones sobre la cumbre COP24 terminaron en un acuerdo tibio y poco efectivo, al menos 1.000 instituciones y empresas han desinvertido de las industrias de combustibles fósiles en los últimos años.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Si bien las conversaciones sobre el clima de la COP24 terminaron con un acuerdo de acciones que no firmó ni Estados Unidos ni Rusia, los grupos ambientalistas celebraron el jueves un hito importante en el movimiento global para derribar la industria de los combustibles fósiles después de que más de 1.000 entidades públicas y privadas han decidido sacar sus inversiones de las industrias del petróleo, el gas y el carbón.

“Cuando comenzó este movimiento en 2012, nuestro objetivo era catalizar un cambio verdaderamente global en las actitudes de la industria de los combustibles fósiles así como en la voluntad de la gente, para que se atrevieran a desafiar a las instituciones que la apoyan financieramente”, dijo May Boeve, director ejecutivo de 350.org, una organización ambientalista. “Mientras que los diplomáticos en las conversaciones sobre el clima de la ONU están teniendo dificultades para avanzar, nuestro movimiento ha cambiado la forma en que la sociedad percibe el papel de las corporaciones de combustibles fósiles”, agregó.

Según 350, las instituciones que se han comprometido a desinvertir de los combustibles fósiles tienen casi US$8 billones en activos combinados. La institución número 1.000 que se comprometió a ceder fue Caisse des dépôts et consignations (CDC), que administra los ahorros, las pensiones y las inversiones del sector público de Francia.

Hacia las energías limpias

“Desde 2012, la campaña de desinversión de combustibles fósiles ha crecido más rápido que cualquier movimiento anterior de desinversión”, señala el informe publicado por 350.org. Cuando el plan arrancó apenas 181 empresas se comprometieron a sacar US$50.000 millones de las industrias de los combustibles sucios, y en 2018 se alcanzó el número 1.000.

Los países en los que están las compañías e instituciones son 37 y más del 65% de las promesas de desinversión provienen de empresas fuera de Estados Unidos.

Entre los rubros están los bancos de inversión y de ahorros, compañías de seguros, fondos de pensiones, grupos religiosos y culturales, entidades de salud y educativas, entre muchos otros.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje