ARGENTINA

Argentina da más libertad a agentes para disparar frente a cualquier “peligro inminente”

El nuevo reglamento, impulsado por Patricia Bullrich habilita a disparar incluso cuando la persona supuestamente responsable de un delito está desarmada.

Ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich.  Foto: Pablo Cuarterolo
Ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich. Foto: Pablo Cuarterolo

El Ministerio de Seguridad de Argentina publicó en el boletín oficial una nueva resolución en el reglamento de uso de armas de fuego para las cuatro fuerzas de seguridad federal —Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria— de ese país, la cual quedo vigente desde hoy.

El protocolo, impulsado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, detallan las nuevas acciones que las fuerzas pueden aplicar ante un ‘peligro inminente’ para sí mismos o terceros.

En el ‘Reglamento general para el empleo de armas de fuego’, se especifican todas las situaciones en las que está permitido disparar.

Por ejemplo, se expresa que un oficial puede proceder bajo la sospecha de que el presunto delincuente posea una arma o cuando considere que, aún desarmado, pueda representar una amenaza letal para sí mismo u otras personas.

“Hasta hoy las fuerzas no podían usar sus armas para defenderse ni para defender a la gente de los delincuentes armados. Debían esperar a que les dispararan para recién ahí responder al ataque”, escribió Bullrich en su cuenta de Twitter.

Y agregó: “el cambio es para cuidar a quienes nos cuidan, para cuidar a la sociedad”.

“El Estado impone la violencia”

El nuevo reglamento generó rechazo de inmediato por parte de la oposición y distintos organismos de derechos humanos de Argentina.

El Defensor Adjunto de la Ciudad, Luis Duacastella, dijo que “en lugar de proteger la vida de los ciudadanos, el Estado impone la violencia”.

Según cita Página 12 Duacastella agregó que el reglamento “incluye, bajo el ropaje del cumplimiento del deber y la legítima defensa, situaciones en que el peligro ha cesado”.

“Este supuesto permitiría absolver al policía Chocobar por el asesinato de Pablo Kukoc, perpetrado cuando este huía sin representar grave e inminente peligro la vida de terceros”, advirtió.

Por su parte Román Ariel, referente de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), consideró que la decisión del Gobierno legaliza el abuso de las fuerzas en la sociedad.

“Con esto comprobamos que se van a profundizar aún más los casos de asesinatos ilegales por la policía. Ya en 2017 advertimos con nuestra investigación que una persona, cada 22 horas, moría por abuso policial. La ministra Bullrich dijo que nuestras cifras eran una mentira, pero nunca lo justificó, ni demostró lo contrario”, dijo Ariel a RT.

La justicia “está alineada con el Gobierno” porque la mayoría de las veces que un efectivo es enjuiciado por el uso indebido de una arma de fuego, queda absuelto o con una sentencia menor, denunció.

“No hay independencia judicial con las fuerzas. Esto no es nuevo, pero se expresa con más claridad. Es mínimo el porcentaje de policías con una sentencia ejemplar”, concluyó.

Desde el Centro de Estudios Legales y Sociales de Argentina advirtieron que la resolución del ministerio “eleva las amenazas a la vida y la integridad y es un avance del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial, ya que limita su capacidad de controlar el accionar policial”.

El opositor Fernando “Pino” Solanas, senador y director de cine, también criticó la resolución del gobierno y dijo: “La doctrina Chocobar ya está en el Boletín Oficial”.

“El decreto de Bullrich habilita la pena de muerte en Argentina.
No hay ajuste sin represión”, agregó.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje