GENOCIDIO A LOS ROHINYÁS

Gobierno de Birmania usa Facebook para hacer una “limpieza étnica”

Altos efectivos militares usaron la red social para propiciar la matanza de esta minoría étnica, de acuerdo a publicaciones del New York Times.

Capturas de pantalla de la cuenta oficial del comandante jefe del ejército birmano. Las páginas fueron eliminadas por Facebook en agosto. Foto: Facebook
Capturas de pantalla de la cuenta oficial del comandante jefe del ejército birmano. Las páginas fueron eliminadas por Facebook en agosto. En la imagen se muestran supuestos delitos cometidos por los rohinyás, los cuales resultados ser noticias falsas. Foto: Facebook

Cientos de militares de Birmania, en el sudeste asiático, se hicieron pasar por fans de estrellas de pop y héroes nacionales usando perfiles falsos de Facebook, con el fin de llevar adelante una “limpieza étnica” contra la etnia de los rohinyás, de acuerdo a una investigación publicada por el New York Times y otros medios del mundo.

De acuerdo a los informes, militares difundieron mentiras como que esta etnia “representa un peligro para el islam” y una “amenaza mundial” para el budismo. Otros repartieron noticias falsas (“fake news”) sobre un hombre musulmán que violó a una mujer budista.

El ejército habría convertido así la red social en una potente herramienta para llevar a cabo dicha limpieza étnica, de acuerdo a exmilitares, investigadores y funcionarios civiles del país asiático.

Genocidio hecho por el Estado

El NYT habría accedido a fuentes confidenciales quienes declararon que el ejército birmano fueron los principales gestores de este genocidio durante al menos cinco años, y el blanco principal son los rohinyás, un grupo minoritario compuesto mayormente por musulmanes.

El ejército utilizó el amplio alcance de Facebook en Birmania, donde tiene unos 18 millones de usuarios (de un total de 53 millones de habitantes) para difundir noticias falsas que provocaran el odio generalizado contra los rohinyás, de forma que se incitaran asesinatos y linchamientos por parte de civiles, al tiempo que millones de ellos han tenido que escapar del país de forma masiva a otros países de la región.

Las fuentes confidenciales afirman que los militares trabajaban por turnos en bases instaladas en colinas cercanas a la capital política del país, Naipyidó, y que se les pidió que recabaran información de cuentas de figuras famosas y publicaciones con críticas desfavorables al gobierno o el ejército.

En el mes de agosto, Facebook reaccionó a las diversas publicaciones del New York Times y desactivó las cuentas de la mayoría de altos dirigentes del ejército birmano y abrió una investigación al respecto para determinar si se han cometido en serio este tipo de acciones ilegales.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje