OTRA VEZ CRISIS

Zimbabue enfrenta su peor crisis económica en más de una década

El país africano, que ha enfrentado en años recientes una de las hiperinflaciones más grandes de toda la historia, se vuelve a encontrar con el fantasma de la crisis económica. La falta generalizada de alimentos e insumos de salud empieza a extenderse a lo largo de este país de 16 millones de habitantes.

Un billete de 20.000 millones de dólares zimbabuenses, moneda que ya no está en curso en el país africano. Foto: Flickr / Darryl Mitchell
Un billete de 20.000 millones de dólares zimbabuenses, moneda que ya no está en curso en el país africano. Foto: Flickr / Darryl Mitchell

El pánico se empieza a apoderar de la población zimbabuense a medida que la frágil moneda local del país pierde valor a una velocidad alarmante, los precios se disparan, las empresas locales y extranjeras cierran sus puertas y la gente se pregunta si sus ahorros están a punto de ser reducidos a la nada una vez más, como lo fueron durante el colapso económico y la violenta hiperinflación que desgarró el país hace una década.

“Estamos sufriendo. La inflación es demasiada. Cada minuto, cada hora, cada día, los precios están cambiando”, dijo a la BBC un comerciante mayorista que prefirió reservar su nombre.

La cadena de comidas rápidas estadounidenses KFC cerró la totalidad de sus tiendas citando “tiempos sumamente difíciles” en un comunicado, al tiempo que los supermercados han empezado a racionar la cantidad de productos y comida que cada consumidor puede comprar para evitar un desabastecimiento.

Por otro lado, compañías mineras y otros exportadores clave para la economía zimbabuense se han quejado en los últimos días de la falta de acceso a las reservas de divisas.

“Estoy muy preocupado. Va a ser como el 2008. O tal vez peor”, dijo a BBC Grace Chitambara, una enfermera que espera en su automóvil en una cola de casi dos kilómetros de largo para poner combustible a su auto en la capital, Harare.

Vivir con hiperinflación

Desde el año 2000, la hiperinflación ha sido la norma en este país africano, aunque ha tenido sus altibajos. Por ejemplo, en 2008 el Fondo Monetario Internacional calculó que se alcanzó la cifra récord de 89.700 trillones por ciento, es decir, los precios se triplicaban cada 24,7 horas. En 2009, el gobierno abandonó el dólar zimbabuense para instalar el rad sudafricano como moneda nacional y el dólar estadounidense como moneda de intercambio internacional y de referencia cambiaria.

El gobierno llegó a imprimir billetes con cifras increíblemente grandes: el de mayor denominación llegó a ser el de 100 mil millones de dólares zimbabuenses, sin embargo apenas alcanzaba para comprar dos o tres huevos o una pieza de pan.

Sin embargo, para las autoridades económicas del país, esta vez no hay de qué preocuparse.

“No hay necesidad de entrar en pánico”, insistió Energy Mutodi, viceministro de información del Gobierno.

“Lo que estamos viendo es simplemente el resultado de un comportamiento especulativo. La gente comenzó a alarmarse pero esto debería normalizarse en los próximos días. Los zimbabuenses deben saber que están a salvo con Zanu-PF (el partido gobernante). El gobierno está comprometido con las reformas, por lo que necesitamos que la gente sea realmente paciente”, aseguró.

Casi un año después de que el ex presidente Robert Mugabe fuera derrocado tras un golpe militar, el gobierno de Zimbabwe, liderado por su antiguo partido Zanu-PF, todavía está tratando de salir de un agujero económico causado por años de gastos imprudentes, corrupción, incertidumbre política y un caos en las políticas sobre exportaciones.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje