EXTREMA DERECHA

Neonazis suecos quieren “terminar el trabajo” que inició Hitler, advierte sobreviviente del Holocausto

La extrema derecha se encamina a hacerse del poder político en Suecia, en donde grupos de neonazis ven reforzado su discurso por los políticos con retórica racista, xenófoba, eurófoba y ultra conservadora.

Livia Fränkel, sobreviviente del Holocausto. Foto cortesía de ffo.nu
Livia Fränkel, sobreviviente del Holocausto. Foto cortesía de ffo.nu

Los neonazis amenazan con terminar “el trabajo” que inició Adolf Hitler con el asesinato de varios millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial. Así lo asegura Livia Fränkel, sobreviviente del Holocausto.

“Vinimos a Suecia para empezar una nueva vida y pensamos que habíamos encontrado seguridad y felicidad, y la verdad es que la tuvimos por mucho tiempo”, dijo Fränkel mientras muchos la escuchan entre lágrimas. “Pero esa seguridad ha comenzado a ceder, los nazis una vez más están marchando por nuestras calles. Están extendiendo su mal nuevamente para terminar lo que Hitler comenzó”, agregó.

Livia Fränkel (nacida en 1927) sobrevivió al Holocausto, a Josef Mengele y Auschwitz. Nació en Sighet, Hungría (hoy Rumania) en el seno de una familia judía. En mayo de 1944, Livia y su familia fueron deportados a Auschwitz-Birkenau. Sus padres fueron asesinados en las cámaras de gas en el campo, mientras que Livia y su hermana mayor Hédi fueron enviadas a un campo de trabajo forzoso en Hamburgo, donde los esclavos trabajaron hasta diez meses antes de que se cerrara a finales de marzo de 1945.

Después del triunfo de los aliados, fueron llevadas a Bergen-Belsen, y después de un mes en que fueron entregados por los soldados ingleses. A principios de julio de ese año, Livia se trasladó en barco con su hermana a Suecia, en donde ambas hicieron sus vidas.

 

Gritan odio

En su discurso brindado en la plaza que lleva el nombre de Raoul Wallenberg, el diplomático sueco que perdió la vida para salvar a los judíos húngaros en el Holocausto, esta sobreviviente de la tortura y la extrema violencia con que fue tratada esta población durante el Tercer Reich, misma plaza que fue tomada en días pasados por unas 200 a 300 personas del movimiento neonazi Movimiento de Resistencia Nórdica, quienes gritaban violentas consignas contra los inmigrantes y el gobierno de coalición de los socialdemócratas y los verdes mientras elevaban banderas con la esvástica.

Esta manifestación se leyó dentro del momento político como un apoyo a los Demócratas Suecos (DS), el partido xenofobo y eurófobo que aparece segundo en las encuestas con un 20% de intención de voto en las elecciones generales de este domingo.

El primer ministro actual, el socialdemócrata Stefan Löfven apenas está 4.6% por encima en intención de voto, por lo que muchos temen que la extrema derecha de una sorpresa en las urnas.

El DS fue fundado hace unos 30 años por nazis y ha ido creciendo en los últimos años hasta obtener en 2010 un 6% de los votos nacionales, y en 2014 12.9%.

Los analistas dicen que muchos suecos respaldarán al DS más por frustración que por convicción de que la corriente política y la lucha sean las correctas.

En la crisis de refugiados de 2015 y 2016, Suecia acogió más refugiados por habitante que cualquier otro país europeo, lo cual ha avivado el odio racial y las críticas de los sectores ultra conservadores y racistas de la sociedad.

“Estos comicios serán un referéndum al Estado de bienestar en Suecia”, dijo Löfven quien espera no recibir una desagradable noticia al cierre de las urnas este domingo.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje