VENEZUELA EN CRISIS

Maduro entre el “fracaso”, la liberación dólar y el control de los combustibles

El presidente Nicolás Maduro aseguró que los modelos productivos implementado en su gobierno "han fracasado" y aceptó la responsabilidad completa de su administración. Al mismo tiempo interpuso un nuevo control a los combustibles y anunció los planes para liberalizar la compra venta de dólares.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, admitió en un evento público el fracaso del modelo de producción aplicado por su gobierno en el país, el cual enfrenta una vorágine hiperinflacionaria y carencia generalizada de alimentos y medicinas.

“Los modelos productivos que hasta ahora hemos ensayado han fracasado y la responsabilidad es nuestra, es mía, es tuya”, expresó el mandatario en el congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el cual fue ratificado como presidente de la organización política.

El evento fue coordinado por el vicepresidente del partido, Diosdado Cabello, quien aseguró que la reelección de Maduro ni siquiera sería sometido a votación porque fue más bien un “clamor unánime” de las mesas de trabajo.

“Calculo unos dos años para lograr un alto nivel de estabilidad y podamos ver los primeros síntomas de la prosperidad nueva, económica, sin abandonar un segundo la protección y seguridad social”, sostuvo Maduro.

El Fondo Monetario Internacional estimó que la inflación en Venezuela cerrará este año en cerca 1.000.000% y el PIB se contraerá en 18%, completando tres años de caída continua (16.5% en 2016 y 14% en 2017).

Otros cambios

Esta semana también se anunció la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios por parte de Tarek El Aissami, ministro de Industrias y Producción Nacional. La noticia se dio a conocer en la Asamblea Nacional Constituyente, ente legislativo de facto afín al gobierno.

Se pretende que el mercado cambiario se vuelva más dinámico y que empiecen a circular más dólares en efectivo. Sin embargo hay dudas al respecto de la efectividad de esta política, puesto que hay decenas de tipos de cambio paralelos distintos al del gobierno, y distan en varios cientos de miles de bolívares respecto a los precios oficiales.

Otro de las nuevas regulaciones anunciadas por el poder ejecutivo es la puesta en marcha de un censo nacional de vehículos para el “uso racional” de los combustibles por medio de un “carnet de la patria”, documento que será necesario cada vez que alguien desee comprar gasolina o diesel en cualquier estación.

“El Censo Nacional de Transporte es un poderoso instrumento orgánico (…) para convertir al transporte en motor de desarrollo para la Venezuela Potencia. Ya arrancó el registro OnLine a través de patria.org.ve”, indicó a través de Twitter el ministro de Transporte, Hipólito Abreu. Según el tipo de cambio oficial, con un dólar estadounidense se pueden comprar alrededor de 28.795 litros de gasolina.

El gobierno también tiene la meta de producir seis millones de barriles de petróleo para el año 2025, un aumento significativo de los 1.5 millones que se producirán para el cierre de 2018.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje