PASO HISTÓRICO

Corea del Norte destruye su centro de pruebas nucleares

Este jueves tuvo lugar el histórico cierre del polígono nuclear norcoreano, donde se han estado realizando pruebas nucleares desde 2006. Corea del Norte había anunciado que desmantelaría la base tras la cumbre celebrada en abril con Corea del Sur,

Corea del Norte destruye su centro de pruebas nucleares
Corea del Norte destruye su centro de pruebas nucleares

Corea del Norte ha desmantelado este jueves el centro de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste), en presencia de un número de periodistas y corresponsales de los medios de comunicación extranjeros.

La medida es considerada un gesto de buena voluntad del Gobierno de Pyongyang ante una posible cumbre histórica con Estados Unidos y tras su acercamiento a Corea del Sur.

“Hubo una gran explosión, que se pudo sentir. El polvo y el calor nos envolvieron. Fue extremadamente ruidoso”, relató Tom Cheshire, un periodista de la cadena británica Sky News que estuvo entre los invitados por Pyongyang para participar en la ceremonia.

Los tres túneles operativos del polígono nuclear de Punggye-ri han sido detonados, junto con sus estructuras de tierra, según informó la prensa presente en el lugar.

El Instituto de Armas Nucleares de Corea del Norte precisó que no se detectó ninguna fuga radioactiva tras las explosiones. El vicedirector de este organismo afirmó que ahora es imposible llevar a cabo pruebas nucleares en este sitio subterráneo.

“Con este paso el Gobierno de Corea del Norte quiso demostrar que está cumpliendo su promesa de alcanzar la paz y abrir el camino hacia el diálogo”, expresó el corresponsal de la cadena rusa RT.

Corea del Norte realizó todas sus seis pruebas nucleares en Punggye-ri, incluida la última y la más potente que tuvo lugar en setiembre del año pasado.

El Gobierno norcoreano ha manifestado su disposición a desnuclearizar la península, si su seguridad es garantizada por EE.UU. y sus aliados. Washington. De todas formas advirtió que no aceptará un desarme “unilateral”, en caso de que EE.UU. no abandone sus “políticas hostiles y amenazas de seguridad” en contra de Pyongyang.

Cumbre en riesgo

La cumbre entre los líderes de EE.UU. y Corea del Norte está prevista para el próximo 12 de junio en Singapur.

Sin embargo previo a la desmantelación de su polígono nuclear el Gobierno norcoreano dijo que reconsiderará la realización de la cumbre planeada con EE.UU. si ese país continúa realizando “actos ilícitos e indignantes”.

La viceministra de Exteriores norcoreana, Choe Son-hui, condenó los recientens comentarios del vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

“Pence ha hecho comentarios desenfrenados e insolentes de que Corea del Norte podría terminar como Libia y que una opción militar en su contra no ha salido de la mesa”, expesó.

Y asguró “como persona involucrada en los asuntos de EE.UU., no puedo ocultar mi sorpresa ante comentarios tan ignorantes y estúpidos que brotan de la boca del vicepresidente de EE.UU.”.

Finalmente manifestó que “ya sea que los estadounidenses se enfrenten con nosotros en una sala de reuniones o en un conflicto nuclear depende completamente de las decisiones y el comportamiento de EE.UU.”, expresó según cita la norcoreana KCNA.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje