LULA DA SILVA

Lula: “Iré a prisión, pero ninguno hoy dormirá con la conciencia tranquila como yo”

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva salió caminando de su sindicato metalúrgico para entregarse a la Justicia. “Iré a prisión, pero ninguno hoy dormirá con la conciencia tranquila como yo”, sentenció.

“A las cinco de la tarde. Eran las cinco en punto de la tarde”, cuando Lula intentó partir de la sede de los Metalúrgicos rumbo a la prisión. Pero miles se lo impidieron.

Una hora más tarde la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la senadora Gleisi Hoffmann, solicitó a los militantes que permitieran que Lula da Silva se entregara a las autoridades para no perjudicar su situación jurídica. Solo quedaba media hora.

Entonces sí, quince minutos antes de las 19 el ex presidente salió de su sindicato, a pie y escoltado por por miles de manifestantes, rumbo al aeropuerto de San Pablo, para luego viajar a Curitiba.

Lula es aclamado por la multitud.
Lula es aclamado por la multitud. Foto: Ricardo Stuckert / Twitter/LulaPeloBrasil.

“Voy a atender el mandato de ellos. Y voy a atenderlo porque quiero mostrarles lo que es responsabilidad y para poder probar mi inocencia. No estoy por encima de la Justicia. Si no aceptase la Justicia no habría creado un partido político, sino promovido una revolución”, expresó Lula ante la multitud.

“Voy a atender el mandato para que no digan que soy un prófugo y que me estoy escondiendo”, remarcó.

También manifestó sentirse seguro de que la historia probará que quienes cometieron crímenes fueron el comisario que lo acusó, el fiscal que fue injusto y el juez que lo condenó.

“Iré a prisión, pero ninguno hoy dormirá con la conciencia tranquila como yo”, sentenció.

“Agradezco a Dilma por el resto de mi vida” 

Más temprano, en una ceremonia ecuménica ante miles de personas, Luiz Inácio Lula de Silva recordó a su fallecida esposa, Marisa Letícia Rocco Casa.

En dicha instancia, miles de simpatizantes entonaban consignas, tales como: “Lula libre”, “no se entrega” y “habrá lucha”.

Por su parte, la ex presidenta Dilma Rousseff, junto a líderes del Partido de los Trabajadores, leyó un texto extraído de la Biblia.

Lula brindó un discurso al término de la actividad. Presentó a diversos líderes jóvenes que se postularán a distintos puestos electivos, y reconoció el trabajo de Dilma, al expresar que “ha sido una de las mujeres más enjuiciadas de la política brasileña”, y  “la persona que dio la tranquilidad al país”.

“Agradezco a Dilma por el resto de mi vida”, sentenció, y adelantó que acudiría a su ayuda, en caso de llegar a la Presidencia de Brasil. 

Lula también tuvo palabras para su sindicato: “Parte de la democracia brasileña, el pueblo se la debe a este sindicato metalúrgico. Esta fue mi escuela, aquí aprendí sociología, física, química y biología y aprendí además mucha política”, agregó.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje