FUERTE CENSURA

China prohíbe la letra N, obras de George Orwell y a Winnie Poh

El gobierno chino ha decidido aumentar la censura que ya ejerce sobre internet, al tiempo que prohíbe el uso o difusión por redes sociales y páginas web de algunos elementos occidentales.

La caricatura Winnie Poh fue prohibida por la burla que se ha hecho al compararlo con el mandatario chino. Foto: Twitter
La caricatura Winnie Poh fue prohibida por la burla que se ha hecho al compararlo con el mandatario chino. Foto: Twitter

La letra N es la catorceava letra del alfabeto castellano, y si le agregas un pequeño firulete arriba se llama eñe y suena distinto. El Partido Comunista de China cree que esta esta inofensiva letra es un personaje subversivo y peligroso y que debe desterrar de la internet, al menos en el territorio del gigante asiático.

La contradictoria consonante fue quizás la víctima menos esperable de una ofensiva contra palabras, frases e incluso cartas solitarias que los organismos de censura temían podrían ser utilizadas para atacar la controvertida decisión de Pekín de abolir los límites del mandato constitucional para el presidente de China, Xi Jinping, quien ahora planeta (y puede) postergarse en el poder.

La N empezó a usarse para criticar lo que algunos aseguran es un plan que allana el camino para que el mandatario gobierne el país indefinidamente.

Varios caracteres chinos para términos como “emigrar”, “de por vida”, “control indefinido” y “no estoy de acuerdo” también fueron prohibidos.

Censura

El domingo, el Partido Comunista propuso abolir el límite de dos mandatos para el presidente y el vicepresidente, desatando una reacción en línea que ha tratado de controlar.

La captura de pantalla de abajo muestra a un usuario intentando el domingo pasado escribir “N” en Weibo, una popular red social altamente popular en China, y recibiendo un mensaje de error que dice que el “contenido es ilegal”.

Las imágenes de Winnie the Pooh también fueron prohibidas en las redes sociales chinas . Los críticos de Xi a menudo se burlan de él al publicar imágenes en la que comparan al mandatario con el oso caricaturesco. Tampoco podrá leerse o venderse en el país el libro “Granja Animal” de George Orwell, que habla de un grupo de animales que se rebelan contra los cerdos, que son la clase proletaria y burguesa de una chacra.

Los medios estatales chinos, por su parte, han estado tratando de restar importancia a las últimas medidas sobre la comunicación en Internet. el periódico estatal Global Times acusó a los críticos occidentales de “histéricos” y aseguró que “la razón más importante de las críticas es que el ascenso de China ha llegado a un punto crítico en el que algunos occidentales no pueden soportarlo psicológicamente. Quieren ver que la desgracia le sobreviva al país”.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje