EL PAPA EN CHILE

Francisco critica uso de violencia en reivindicaciones indígenas

Durante la multitudinaria homilía oficiada en la ciudad chilena de Temuco, el pontífice denunció el uso de acciones violentas en las demostraciones de descontento y protestas por parte de algunos grupos radicales que apoyan la causa indígena.

Francisco conversa con varios representantes de grupos aborígenes chilenos. Foto: vatican.va
Francisco conversa con varios representantes de grupos aborígenes chilenos. Foto: vatican.va

El Papa Francisco continúa su viaje por Chile y visitó este miércoles la ciudad de Temuco, ubicada a 681 kilómetros al sur de la capital Santiago, en donde fue recibido con vítores y aplausos por parte de cientos de miles de fieles católicos que siguen celebrando su paso por la nación transandina.

Durante la misa que dedicó a las víctimas de la cruenta dictadura de Augusto Pinochet, el sumo pontífice dijo que “no se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro, porque esto lo único que despierta es mayor violencia y división” y que “la violencia llama a la violencia”. 

“Más que impulsar los procesos de unidad y reconciliación, terminan amenazándolos”, sentenció desde esta conflictiva zona del sur chileno.

A pesar de sus palabras reprochadoras, Francisco saludó “de manera especial” al pueblo Mapuche, así como a los otros grupos originarios del país, como los rapanui (Isla de Pascua), aymara, quechua y atacameños.

Zona mapuche

La ciudad de Temuco está enclavada en la IX Región (La Araucanía), y es escenario de la lucha que mantienen los mapuches, la etnia con más fuerza en Chile, quienes denuncian discriminación y abusos y reclaman se les regresen tierras que aseguran les han pertenecido por siglos, y que ahora están en manos de personas particulares y empresas privadas.

Como alto clérigo argentino, Francisco ha sido conocedor del problema mapuche por años, y por eso escogió visitar esta zona en la que ha tenido contacto directo con integrantes de esta etnia.

Sin embargo, y a pesar de que no ha criticado ni menospreciado los reclamos de estos colectivos, sí dejó muy en claro que está en contra de toda manifestación violenta y del uso de la fuerza desmedida para llevar adelante una protesta.

Antes de la llegada del máximo líder católico a la zona se produjeron una serie de ataques contra la Policía de la región, fueron destruidos tres helicópteros de empresas forestales y quemadas tres iglesias católicas y una evangélica. Los autores de estos atentados dejaron panfletos en las iglesias alusivos a la demanda mapuche que exige la restitución de tierras.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje