ALTERNATIVA PARA ALEMANIA

Alemania: AfD se termina de posicionar en la extrema derecha con la elección de dos radicales en su presidencia

Los dos nuevos cabecillas del partido ultranacionalista se caracterizan por dar declaraciones xenófobas y por criticar cruentamente las políticas de inmigración de Merkel.

Jörg Meuthen (der) y Alexander Gauland. Foto: Facebook AfD
Jörg Meuthen (der) y Alexander Gauland. Foto: Facebook AfD

El partido de ultraderecha, Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) se consolidó en las más recientes elecciones federales alemanas como la tercera fuerza política, a pesar del pasado que tiene la extrema derecha en el país. Este sábado se realizó la más importante convención nacional de la agrupación en la que se eligieron como nuevos presidentes al eurodiputado Joerg Meuthen y al portavoz Alexander Gauland, en lo que sería la culminación del giro hacia la extrema derecha.

Al inicio del evento, Meuthen hizo un llamado a los delegados a ejercer “una política patriótica para Alemania”. “Somos los únicos capacitados para hacerlo”, afirmó con vehemencia antes de acusar a la canciller, Angela Merkel, de haber fracasado completamente como política.

Las tensas y agitadas sesiones del congreso estuvieron marcadas por la derrota del representante del ala moderada del partido, Georg Pazderski.

Gaulan y Meuthen, los ultra de los ultras

Gauland fue elegido con el 68% de los votos en la tercera sesión de votación después de dos intentos en los que Pazderski y Doris von Sayn-Wittgenstein, representante de una cuarta ala nacionalista más cerca del centro, fallaron en conseguir votos suficientes y retiraron su candidatura.

Alternativa para Alemania es el primer partido ultraderechista en presentarse al Bundestag de más de medio siglo, y es liderado por Gauland, de 76 años de edad. Es un ex miembro de la Unión Cristiano Demócrata (UCD) de Merkel, pero se apartó hace tiempo de la visión más bien moderada de esta fuerza política.

Se le conoce por dar declaraciones racistas y xenófobas, y por ser un ferreo detractor de la permanencia de Alemania en la Unión Europea. De hecho, esos fueron dos ejes importantes de la comunicación de la campaña política que logró introducir a AfD al Parlamento Alemán, siendo el tercer partido más votado.

Proponen abandonar la zona Euro y dejar de dar ayuda a los países endeudados de la UE. Quieren declarar al islam como religión incompatible con Alemania, exigir el cierre de fronteras y endurecer drásticamente el derecho al asilo, expulsando a extranjeros por la mínima infracción incurrida. Además quieren un sistema educativo diferenciado que separe a los estudiantes más capacitados de aquellos con menos posibilidades de avanzar rápido.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje