Imprimir

Trump condenó la violencia "de muchos lados" en Charlottesville sin responsabilizar a los supremacistas

Al menos tres personas fallecieron tras enfrentamientos entre supremacistas y antiracistas en Charlottesville. Las imágenes difundidas en redes sociales muestran cómo un neonazi embiste con su vehículo a decenas de manifestantes. Tras los hechos Donald Trump condenó la violencia de "muchas partes". Barack Obama por su parte recordó que "nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión".

Trump condenó los enfrentamientos en Charlottesville sin responsabilizar a los supremacistas .

Trump condenó los enfrentamientos en Charlottesville sin responsabilizar a los supremacistas .

En la ciudad de Charlottesville, Virginia, Estados Unidos se registraron fuertes enfrentamientos este sábado entre supremacistas blancos que protestaban contra la demolición de un monumento confederado y otros activistas que salieron las calles para hacer frente a los ultraderechistas.

El monumento de la discordia está ubicado en el Parque de la Emancipación. Se trata de la estatua de Robert E. Lee, el general que encabezó los ejércitos de los Estados Confederados durante la Guerra de Secesión de EE.UU.

En el marco de las manifestaciones un automóvil, conducido por un ultraderechista, embistió a una multitud de contra-manifestantes antirracistas. “Marchábamos por la calle cuando un automóvil, una berlina negra o gris, se nos lanzó encima, golpeó a todo el mundo. Luego retrocedió y nos volvió a embestir”, relató un testigo.

En un video publicado en redes sociales se ve cómo un coche oscuro golpea violentamente a otro vehículo por detrás y luego retrocede velozmente en medio de los manifestantes. El chófer del vehículo, identificado como James Alex Fields Jr, de 20 años, fue arrestado.

Los incidentes dejaron al menos tres personas fallecidas y más de 30 resultaron heridas.

“Tenemos gente que vino a causar caos y problemas que resultaron en tres casos fatales aquí en la ciudad de Charlottesville”, dijo el director de la municipalidad, Maurice Jones, en conferencia de prensa.

En medio de la escalada de tensión, las autoridades declararon el estado de emergencia en la ciudad.

Según reporta RT la noche anterior a la manifestación, cientos de supremacistas blancos de extrema derecha marcharon con antorchas por el campus de la Universidad de Virginia en Charlottesville y corearon la consigna nazi “Sangre y tierra”, además de eslóganes como “Un pueblo, una nación, fin a la inmigración” “No nos reemplazaréis” o “Las vidas blancas importan”.

Reacción de Trump, legisladores y Obama

El presidente estadounidense, Donald Trump condenó los hechos y la violencia de “muchas partes”, sin responsabilizar por ellos a la derecha radical ni calificarlos de actos terroristas como hubiera sido si el conductor del vehículo fuera musulmán.

“Condenamos en los más fuertes términos posibles este flagrante despliegue de odio, fanatismo y violencia de muchos lados, de muchos lados”, expresó durante un breve mensaje desde su club de golf privado en Nueva Jersey.

“Ha estado ocurriendo por mucho tiempo en nuestro país, no con Donald Trump, no con Barack Obama. Ha estado ocurriendo por mucho, mucho tiempo. No tiene lugar en Estados Unidos”, agregó y concluyó su mensaje  afirmando que “sin importar nuestro color, credo, religión o partido político, todos somos estadounidenses primero”.

La reacción de Trump fue criticada por varios miembros del Congreso. El senador republicano Cory Gardner escribió en su cuenta de Twitter: “Señor presidente, tenemos que llamar al mal por su nombre. Fueron supremacistas blancos y fue terrorismo nacional”. El también senador republicano Marco Rubio afirmó que “es muy importante que la nación escuche a potus (el presidente estadounidense) describir lo ocurrido en Charlottesville como lo que es, un ataque terrorista de supremacistas blancos”.

“Las declaraciones del presidente sobre violencia ‘en muchas partes’ ignora la vergonzosa realidad actual del supremacismo blanco en nuestro país, y continúa con un patrón de complancencia en torno a esos actos de odio”, lamentó por su parte la líder demócrata en la Cmámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Quien también se manifestó tras los hechos fue el ex presidente, Barack Obama, quien escribió una cita de Mandela: “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar. El amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario”.

Leer más sobre:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión