BRASIL

Temer da marcha atrás y retira al Ejército de Brasilia

Ante la ola de criticas por el envío del Ejército a las calles de Brasilia por una semana, Michel Temer dio marcha atrás y revocó el decreto que lo autorizaba. Una vez "cesados los actos de vandalismo y violencia, y el consecuente restablecimiento de la ley y el orden", la presencia de las tropas en las calles ya no es necesaria, explicó el Gobierno.

Temer da marcha atrás y retira al Ejército de Brasilia.
Temer da marcha atrás y retira al Ejército de Brasilia.

El presidente no electo de Brasil, Michel Temer revocó este jueves el polémico decreto emitido ayer que contemplaba el despliegue de las Fuerzas Armadas en Brasilia, donde se llevó a cabo una protesta para exigir su renuncia y elecciones directas. El decreto autorizaba la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de la capital hasta el próximo 31 de mayo.

“Considerando el cese de los actos de vandalismo y violencia y el consecuente restablecimiento de la Ley y el orden en el Distrito Federal, en especial, en la explanada de los Ministerios (…) queda derogado el decreto del 24 de mayo de 2017, que autoriza el empleo de las Fuerzas Armadas”, indicó el Gobierno.

La decisión de enviar al Ejército a las calles de Brasilia había sido tomada este miércoles, cuando concluía una masiva manifestación que había sido convocada por sindicatos y movimientos sociales de Brasil que terminó con incidentes y enfrentamientos entre los manifestantes con la policía, y destrozos en algunos edificios públicos.

El ministro de Defensa, Raúl Jungmann dijo en ese sentido que Michel Temer ha decidido que la Abogacía General del Estado inicie una investigación para determinar el daño causado por los manifestantes, los cuales deben ser “identificados” para que “respondan” ante la ley, señaló.

Jungmann defendió la orden emitida por el mandatario no electo este miércoles y aseguró que “el empleo de las Fuerzas Armadas frente a situaciones de violencia está previsto en la Constitución y ya ha ocurrido en otras situaciones, incluso recientes”.

A su vez dijo que “las Fuerzas Armadas participaron solamente en la custodia de edificios públicos” y “no actuaron de ningún modo en la represión a los manifestantes”, que estuvo a cargo de los cuerpos policiales de Brasilia.
Finalmente el ministro aseguró que el Gobierno hará todo lo “necesario” para que se mantenga la “paz”, pues “no hay democracia sin orden”, dijo y señaló que la premisa del Ejecutivo es “dentro de la Constitución todo, pero fuera de la Constitución nada”.

El reclamo de los manifestantes

La masiva marcha que tuvo lugar en Brasilia fue replicada en otras ciudades de Brasil, y tuvo como objetivo principal exigir la renuncia del mandatario, luego de que éste se viera inmerso en un nuevo escándalo de corrupción. También exigieron la convocaoria de elecciones directas anticipadas para poder elegir presidente, y manifestaron su rechazo a las reformas neoliberales impulsadas por el gobierno de Temer.

La semana pasada salió a la luz una grabación que comprometió seriamente a Temer al revelar que el mandatario avaló pagar el “silencio” del ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduado Cunha, condenado a 15 año de prisión por casos de corrupción, para que éste no diera detalles sobre el caso Petrobras.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje