Imprimir

La ONU y Amnistía Internacional responsabilizan al Estado brasileño de la masacre de Manaos y piden que se investigue

La ONU y Amnistía Internacional denunciaron que “el hacinamiento y las pésimas condiciones” en la cárcel de Manaos fueron el motivo de la matanza, la peor ocurrida entre presos en toda la historia de Brasil.

La ONU y Amnistia Internacional responsabilizan al Estado brasileño de la masacre de Manaos y piden que se investigue. Foto ilustrativa Pixabay.

La ONU y Amnistia Internacional responsabilizan al Estado brasileño de la masacre de Manaos y piden que se investigue. Foto ilustrativa Pixabay.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó que se inicie una investigación “inmediata” sobre la masacre de la cárcel Anísio Jobim de ciudad de Manaos, Brasil que provocó la muerte de 56 presos.

El organismo consideró que se debe llevar a cabo una “una investigación inmediata, imparcial y efectiva de los hechos que lleve a los responsables a la Justicia”.

Para la ONU castigar a los presos que cometieron los crímenes no es suficiente, porque los Estados deben garantizar que las condiciones de detención “sean compatibles con la prohibición de la tortura y un trato degradante, cruel e inhumano”. En ese sentido aseguran: “pedimos a las autoridades que tomen medidas para evitar” otro crimen similar en los centros de detención brasileño donde se alojan, en su mayoría hacinados, más 650 mil reclusos.

La organización recordó que en una decisión de 1992 el Comité de Derechos Humanos estableció que ese tratamiento debía aplicarse en todos los países, en todas las condiciones y “sin discriminación”, por lo que no acepta el argumento de que faltan recursos materiales.

La ONU ha criticado el sistema penitenciario brasileño en diversas ocasiones, la más reciente en 2016, cuando un informe concluyó que el número de muertes en las prisiones era “muy elevado” y que la masificación lleva a una condición “caótica” dentro de las instalaciones.

Aministía Internacional también se expresó

Amnistía Internacional también se manifestó tras la masacre y exigió la inmediata investigación de la matanza, así como también criticó el hacinamiento de Compaj. De acuerdo con el Departamento de Administración Penitenciaria de la Amazona, el complejo tiene 1.200 internos, cuando en realidad tiene una capacidad de sólo 454.

“El hacinamiento y las pésimas condiciones del Compaj, así como del sistema carcelario de Amazonas como un todo, ya habían sido denunciados por el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) y por el Mecanismo Nacional de Prevención y Combate a la Tortura”, señaló AI y agregó que sin embargo “las autoridades no adoptaron las medidas necesarias y la situación solo se deterioró”.

En 2013, el CNJ y el Tribunal de Justicia de Amazonas identificaron que el 78 % de los detenidos tenían órdenes de prisión preventiva, sin que sus casos fuesen juzgados.

La Asociación de Jueces para la Democracia (AJD) se sumó a las críticas de AI y otras entidades y calificó la matanza como una “tragedia anunciada”.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión