LIBERTAD DE PRENSA

Amy Goodman: “La ciudadanía necesita información para poder tomar sus propias decisiones”

La periodista de Democracy Now fue acusada primero por invasión de propiedad privada y luego de participar de disturbios tras cubrir manifestaciones indígenas contra el oleoducto Dakota Access. Finalmente las autoridades retiraron los cargos por no encontrar argumentos que probaran las acusaciones. Goodman resaltó en todo momento que ella no cometió ningún crimen y "simplemente estaba haciendo periodismo".

Amy Goodman: "La ciudadanía necesita información para poder tomar sus propias decisiones".
Amy Goodman: “La ciudadanía necesita información para poder tomar sus propias decisiones”.

Finalmente las autoridades de Dakota del Norte han retirado los cargos de participación en “disturbios” contra Amy Goodman por informar sobre las protestas contra el oleoducto Dakota Access, luego de que el juez de distrito John Grinsteiner no encontrara causa probable en la acusación contra Goodman.

La periodista y directora ejecutiva de Democracy Now había sido acusada en los primeros días de setiembre de invasión de propiedad privada luego de cubrir para su medio las protestas indígenas contra la construcción del oleoducto Dakota Access y publicar un video donde se ve la represión ejercida por las autoridades con perros y gases lacrimógenos. Dichos cargos que fueron retirados luego de que un fiscal no diera lugar a la acusación. Ante eso el pasado viernes se presentaron nuevos cargos contra la periodista donde se la acusó de participar en “disturbios” durante las manifestaciones.

Goodman viajó este lunes a Dakota del Norte con el propósito de enfrentar los delitos que se le imputan, y presentarse ante el Tribunal del Condado de Morton pero los cargos tampoco fueron aceptados por el fiscal.

“Volví a Dakota del Norte para enfrentar los cargos de invasión de propiedad privada. Ellos vieron que no iban a poder sostener esos cargos, así que ahora quieren acusarme de participación en disturbios”, dijo Goodman mientras recordó “no estaba invadiendo ninguna propiedad privada, no estaba participando en ningún disturbio, estaba realizando mi labor como periodista, cubriendo un violento ataque contra los nativos americanos que se estaban manifestando.” La periodista consideró que esa acusación era ridícula y “más que eso, es una acusación profundamente dañina para nuestros principios básicos, una violación directa de la Primera Enmienda”.

Democracy Now detalla que en un correo electrónico enviado al abogado de Goodman, Tom Dickson, el fiscal estatal Erickson admitió que existían “problemas legales para probar la acusación de invasión de propiedad privada”. Anteriormente había señalado que Goodman “no estaba actuando como periodista”, a pesar de que la demanda penal del estado reconoce que “en el video se puede ver a Amy Goodman identificándose a sí misma y entrevistando a los manifestantes acerca de su participación en la protesta”.

En ese mismo correo electrónico, Erickson justifica su declaración al diario Bismarck Tribune en la que había afirmado que “ella [Amy Goodman] es, básicamente, una manifestante. Toda su información está ofrecida desde la posición de tratar de justificar las acciones de protesta”.

Sin embargo la Primer Enmienda ampara al periodista independientemente del contenido de su información, y por eso fue su arma de defensa a la hora de enfrentar las acusaciones.

“La ciudadanía necesita información para poder tomar sus propias decisiones”

Goodman defiende que hay una razón por la que la profesión periodística está protegida expresamente en la Constitución: “Es porque se supone que tenemos que actuar como una balanza contra el poder, y eso es lo que estamos haciendo aquí, cubriendo una lucha épica que los nativos americanos llevan afrontando durante muchos meses”.

A su vez la periodista destaca que no se está inventando nada sino que “esto está pasando en el terreno y nuestro trabajo como periodistas es ir a donde está el silencio, pero ¿sabes qué es lo interesante? Que cuando llegas allí no hay silencio. Los nativos americanos están levantando sus voces. Es la unificación de tribus más grande en décadas. Más de 200 tribus luchando juntas para proteger la tierra y el agua. Esta es una historia sobre una lucha por destino del planeta. Todos los periodistas deberían estar aquí”.

En ese sentido lamentó la falta de independencia en los medios y la escasez de más voces retransmitiendo los problemas que no están en la agenda de las grandes cadenas. “El hecho de que no haya más periodistas de grandes compañías aquí es algo muy serio. Es un problema que va más allá del periodismo, la libertad de prensa es importante. Tiene que ver con el derecho de la gente a saber. La ciudadanía necesita información para poder tomar sus propias decisiones y eso es lo que enciende una verdadera democracia”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje