Imprimir

Para Amnistía Internacional desaparición de estudiantes es parte “de un contexto generalizado”

“El presidente de México, Enrique Peña Nieto, no reconoce la crisis humanitaria que atraviesa su país”, afirma en un documento la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI), que entiende como “de un contexto generalizado” la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala.

“La desaparición forzada de los estudiantes es sólo el último de una larga serie de horrores que han sucedido en el estado de Guerrero y el resto del país”

En medio de crecientes protestas en México, que no ha logrado contener la acción represiva de los policías, AI refutó también cualquier razón que pudiera tener el presidente Peña para sus afirmaciones sobre “intentos de desestabilización”, como dijo en un discurso donde aludió a la situación de crisis en varios Estados.

“La afirmación del presidente pone en evidencia que su administración continúa sin reconocer la grave crisis de derechos humanos que enfrenta México y que en los últimos años la falta de acceso a la Justicia y la impunidad ante violaciones graves a los derechos humanos ha sido una constante”, añade AI, que acusa al Gobierno por “ignorar el alto número de personas desaparecidas en el país”.

22.000 desaparecidos y 600 veces más torturas que antes

Para AI las mismas cifras oficiales reconocen ya que hay al menos 22.000 desaparecidos, “y que la práctica de la tortura se ha elevado en un 600%”.

El presidente de AI en México, Perseo Quiroz, añadió que el presidente mexicano “muestra una vez más la falta de compromiso de su gobierno para hacer frente a la situación que se vive en el país, marcando una tendencia a la criminalización de las demandas de justicia y la manifestación libre de ideas, derechos que, lejos de desestabilizar, son la piedra angular de una sociedad democrática”.

Por su parte la directora para las Américas de AI, Erika Guevara, agregó que “la desaparición forzada de los estudiantes es sólo el último de una larga serie de horrores que han sucedido en el estado de Guerrero y el resto del país. La corrupción y la violencia como señales de advertencia han estado allí para que todos las vean desde hace años y los que negligentemente las han ignorado son ellos mismos cómplices de esta tragedia”, según reproduce en su edición el diario Página 12.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión