Imprimir

Obama lamentó nueva matanza ahora en un templo hinduista

Obama / AFP

El atacante fue abatido a tiros por la policía. La opinión pública estadounidense aún no se recupera de la masacre en un cine de Colorado, hace 15 días, donde otro asesino mató a doce personas.

De momento se desconoce la identidad del homicida, ya que el caso pasó a manos del FBI –que mantiene en reserva toda la investigación- en tanto los móviles de la matanza lo convirtieron en un acto de “terrorismo doméstico”.

El asesino llevaba una inscripción de 11-S tatuada. Los sijs, de origen hindú, lucen largas barbas y turbantes, por lo que suelen ser confundidos con islamistas. En Estados Unidos desde el atentado a las Torres se han denunciado 700 incidentes contra los 500.000 sijs que viven en el país.

La emisora local WISN informó que unos 100 fieles de la secta estaba en el templo de Oak Creek, una apacible localidad con más de 400 sijs entre los vecinos. Mientras preparaban un almuerzo comunitario, un desconocido disparó sobre los presentes matando a cuatro e hiriendo a varios más.

La policía llegó casi de inmediato, pero el primer agente fue recibido a tiros y herido, por lo que respondió el fuego matando al asesino.

“Michelle y yo nos vimos profundamente entristecidos al enterarnos del tiroteo que tráficamente cobró tantas vidas en Wisconsin”, dijo el presidente Barack Obama quien remarcó: “lloramos estas pérdidas que tuvieron lugar en una casa de oraciones, recordemos cuanto enriquecieron a nuestro país los sijs, que son parte de nuestra amplia familia estadounidense”.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión