Lunes 21 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Aumento de US$ 32

    Gobierno boliviano y policías amotinados llegan a un acuerdo salarial

    El gobierno y el sindicato de policías de bajo rango firmaron la madrugada de este domingo un acuerdo salarial y anunciaron la suspensión en las próximas horas de los motines que afectan a unos 20 cuarteles en todo el país, informó el ministro de Gobierno en conferencia de prensa.

    Domingo 24 de junio de 2012 | 17:47

    Policías motinados en Bolivia

    “Ha culminado el diálogo con los policías y hemos podido arribar a buenos acuerdos para que se pueda superar esta crisis policial que se ha presentado en los últimos días”, declaró Carlos Romero, quien instruyó a “retomar la normalidad de sus servicios en todas sus unidades”.

    “Quiero decir a los camaradas que debemos restablecer los servicios con el compromiso de que debemos prestar un servicio con calidad y con profesionalismo”, señaló por su parte el sargento Edgar Ramos, representante sindical de los policías de base.

    En el acuerdo el gobierno resolvió otorgar la principal demanda de los uniformados, un bono de 220 bolivianos (32 dólares) que permitirá incrementar los salarios.

    También fue admitida la creación de la Defensoría del Policía, se crearán comisiones para analizar las modificaciones a la ley que impide a los policías emitir opiniones en público, y se acordaron reformas en el sistema previsional.

    El acuerdo se produce luego que el sábado el propio ministro de Gobierno alertara sobre una posible “ruptura institucional” e hiciera un llamado a que “se neutralice el camino de la confrontación, porque hay elementos que quieren llevar a ese escenario”.

    La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, también había alertado que “informes de inteligencia (del gobierno), en este momento, están diciendo que se está configurando un escenario de golpe” de Estado.

    El conflicto policial declarado el jueves, involucró a más de 20 cuarteles y comandancias regionales en todo el país y dejó sin protección policial a las principales ciudades bolivianas.

    El viernes se registraron hechos de violencia que incluyeron el saqueo de dos oficinas policiales, a una cuadra de la plaza de Armas, donde despacha el presidente Evo Morales.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario