"Profunda herida"

Fernando Lugo abogó por “Que la sangre de los justos no se derrame”

Fernando Lugo

“Me someto a la decisión del Congreso”, dijo Lugo en sus primeras declaraciones tras la destitución, aunque “es la historia paraguaya, su democracia, la que han sido heridas profundamente”.

“Hoy me retiro como presidente, pero no como ciudadano paraguayo”, sentenció el presidente destituido, y expresó su deseo de que no haya incidentes.

“Que la sangre de los justos no se derrame”, sentenció Lugo, que tras la breve alocución abandonó el palacio presidencial en un convoy de automóviles.

Lugo fue destituido por el Congreso tras un juicio político que se llevó a cabo en el Senado en apenas cinco horas.

En total 39 de los 43 senadores presentes entendieron que el mandatario es culpable de las acusaciones y quedó automáticamente destituido a las 18H27 local (22H27 GMT), ya que alcanzaron los dos tercios (30 de 45 sin importar las ausencias) que exige la Constitución del país.

Cuatro senadores apoyaron la absolución del mandatario al criticar el expeditivo juicio político como un atentado a la democracia paraguaya.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje