*

Sabado 19 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Corrientes y Uruguay

    Buenos Aires: escultura a Olmedo y Portales sufrió cuarto atentado este año

    Desde los propios “porteños”, pasando por los provincianos de visita en la capital, los uruguayos que cruzan el charco, e incluso otros turistas latinoamericanos que conocieron su humor, el asunto es que en la escultura que recuerda a Olmedo y Portales, sentados en la esquina de Corrientes y Uruguay, todos quieren sacarse una foto.

    Martes 19 de junio de 2012 | 15:40

    Foto: eternabuenosaires.com

    Los personajes de Borges y Álvarez, los periodistas que aguardan ser recibidos, comparten el momento con todos los paseantes, que recuerdan con afecto a quienes les hicieron reír con estos personajes y otros tantos que crearon a lo largo de sus vidas.

    Pero el vandalismo es un fenómeno que no excluye a nadie: ni prócer, ni bronce, ni plaqueta, ni lo que sea, tenga o no valor en la reventa, lo importante es dañar, destruir, para algunas subculturas urbanas.

    Cuarto atentados desde el 2 de noviembre

    Como es casi habitual en el Río de la Plata, lo primero fueron las pintadas: los arruinaron casi. El propio escultor, Fernando Pugliese, reparó los daños en febrero, cuando apenas hacía dos meses que se había descubierto la obra.

    Todavía estaban frescas las restauraciones de Pugliese cuando, un mes después, alguien cortó la mano derecha y la pierna izquierda de uno de los personajes.

    En mayo, pasaron pintura negra sobre las caras y la ropa de ambos.

    Todo fue arreglado a costas del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, sin que nadie levantara una sola voz por pagar este arreglo antes que otros.

    La semana pasada se terminó el trabajo. Ahora le cortaron una pierna a uno de los personajes.

    “En menos de un año ya la obra fue vandalizada cuatro veces –dijo el ministro Diego Santilli- ahora la vamos a reparar una vez más, pero vamos a hacer una campaña de concientización donde todos los vecinos voluntariamente concurran a limpiar y arreglar lo que otros rompen o destruyen. El vandalismo es, en Buenos Aires, el peor enemigo del espacio público”.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario