ICONO

Murió Isabel “la Coca” Sarli, emblema del cine argentino

Isabel "la Coca" Sarli, ícono erótico del cine argentino murió este martes a los 83 años.

Murió Isabel "la Coca" Sarli, emblema del cine argentino
Murió Isabel “la Coca” Sarli, emblema del cine argentino

La actriz argentina, Isabel la Coca Sarli, emblema del cine argentino de las décadas de los 60 y 70, murió en la mañana de este martes a los 83 años en el Hospital Central de San Isidro, donde estaba internada desde hace unas semanas tras una operación de fractura de cadera meses atrás, de la que había quedado muy debilitada.

Coca ya se había enfrentado a situaciones delicadas en lo que se refiere a su salud. En 1992 fue derivada a la Clínica Bazterrica luego de desmayarse en su casa. Los estudios clínicos detectaron un tumor cerebral, que la obligó a una cirugía de urgencia. La intervención -de máximo riesgo- fue un éxito y ella se recuperó favorablemente.

Sarli nació el 9 de julio de 1935 en Concordia, Entre Ríos. Su primera profesión fue la de modelo y protagonizó varias publicidades antes de ser la protagonista de inolvidables películas dirigidas por Armando Bo, quien luego se convertiría en su pareja.
Carne, Fiebre, La leona y La diosa impura, son algunas de sus películas más recordadas. Ella fue además la primera en desnudarse en la pantalla grande en El trueno entre las hojas.

Fue Miss Argentina en 1955 y llegó a semifialista en Miss Universo ese mismo año. En 1956 conoció a Bo.

“¿Qué pretende usted de mí?” o “¡Canalla!”, son algunas de sus frases icónicas que han traspasado generaciones.

En 1981, tras la muerte de Bó la actriz se retiró de la escena y pasó una larga temporada recluida. Se refugió en sus hijos Martín a Isabelita y en sus animales.

Retornó a la pantalla grande recién en 1996, a los 66 años, para protagonizar La dama regresa de Jorge Polaco y, en 1998, para actuar por primera vez en su vida en un teatro de revistas en la obra Tetanic.

En el 2004 realiza una participación especial en la telenovela juvenil Floricienta y en 2009 participó en dos producciones: Mis días con Gloria y Arroz con leche.

“Ya nadie me dice Isabel”

En una entrevista con Radar en 2010 Coca aseguraba que le alegraba mucho que “la nueva generación sean chicos que me dicen Coca Sarli: ya nadie me dice Isabel”.

“Muchos me conocen por la televisión, mis películas se dieron en Space, I.Sat, Retro, algunas muy cortadas, otras bien, y están los que me conocen a través de sus padres. Yo abarqué la generación del ’60, ’70, ’80. La última con Armando la hice en el ’80: Una viuda descocada”, contaba en ese momento.

También habló sobre la censura a sus películas “la censura las cortaba, hicieron de todo en la época de los militares. Pero lo menos grave es cortar una película en comparación con todas las otras brutalidades. Las películas sobrevivieron: yo las tengo, algunas en DVD, y las vuelvo a ver, no reniego de nada de lo que hice”.

En esa entrevista contó que hizo 28 películas con Bo y que las quería a todas. “Algunas fueron tremendas, yo regresaba a casa y mamá me decía: ‘pero, Coca, parece que volvés de la guerra’, porque había estado filmando en la selva. Pero pasamos por todos lados, tuvieron gran aceptación, fui a estrenos con mucha suerte. A Japón fui tres veces, a estrenar Fuego, e Intimidades de una cualquiera, que era un libro que hizo Armando con Dalmiro Sáenz, y que se llamaba Intimidades de una prostituta, pero a la que el censor obligó a cambiarle el título”.

“Yo pertenezco a esa época en la que estábamos Gina Lollobrigida, un poco antes de Brigitte Bardot y Sofía Loren; México tenía a Sara Montiel, y Argentina tenía a Isabel Sarli, estábamos todas estas mujeres, un grupo que hoy no existe. Pero el mayor elogio que he tenido en todo ese tiempo, fue, además de los muy buenos recuerdos de mi época de cine, el haber viajado por todo el mundo con las películas, aunque siempre odié el avión”, expresaba hace nueve años.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje