Moda que incomoda

Trabajo infantil en la moda: “El costo de tu vestido no está en la etiqueta”

La modelo y activista del movimiento "body positive" KhrystyAna compartió en su Instagram - donde la siguen más de 350 mil personas - una emotiva reflexión con una foto aún más poderosa.

Foto: Victoria Janashvili
Foto: Victoria Janashvili

Reconocida en la esfera del movimiento del cuerpo positivo y fuera de ella, utilizó su plataforma para cuestionar la responsabilidad que tenemos sobre la ropa que elegimos.

En el pasado 1º de diciembre de 2018 realizó la tercera entrega de “La verdadera pasarela”, un contra-desfile que invadió el Times Square en Nueva York una noche antes del desfile de Victoria’s Secret, cuyo programa televisado recibió los ratings más bajos en toda su historia. “The Real Catwalk” contó con más de 200 modelos con sobrepeso, transexuales, de color y diferentes etnias, con discapacidades – cuerpos que son marginalizados e invisibles en la industria de la moda – provenientes de Estados Unidos, Italia, Canadá, Inglaterra y más países, siendo un síntoma de algo más grande que continúa gestándose a nivel mundial. Su creadora expresó “espero que inspiremos a más gente a sentirse confiada en sus cuerpos, porque todos nos merecemos celebrarnos a nosotros mismos, incluso si los medios de comunicación nos dicen que no podemos celebrarnos hasta que luzcamos de cierta manera”.

Trabajo infantil

En esta ocasión, la modelo utilizó su plataforma body positive para abrir una conversación sobre el trabajo infantil en la moda: “Cerca de 260 millones de niños en el mundo trabajan de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo. De ellos, la OIT estima que 170 millones son parte de dinámicas de trabajo infantil, definido por la ONU como ‘trabajo para el que el niño es muy joven – trabajo realizado antes de la edad mínima – o trabajo que, al tener una naturaleza y condiciones detrimentales, es completamente inaceptable para niños y se encuentra prohibido’.”

Agregó al final de su largo mensaje en Instagram, “Cada compra que haces influye en la clase de mundo que quieres vivir”.

Reflexión

Entre las cosas que el movimiento body positive resalta se encuentra la premisa de no re-victimizar, por lo tanto el mensaje de KhrystyAna busca iniciar una conversación que vaya más allá de la culpa a la acción: “Es momento de (…) tomar responsabilidad, de observar tus hábitos”

“Es el momento de cultivar, magnificar la bondad hacia ti mismo y el mundo, a tus hermanos que nunca conociste pero con los que te vinculas a diario”, refiriéndose a los miles de personas que trabajan en fábricas y son invisibles para la industria de la moda.

¿Los ves? Hermanos y hermanas con almas y corazones como el tuyo, con los que ya estás conectada, en este mismo momento”, continuó.

En la porción más inflamatoria de su carta abierta expresó una idea bastante incómoda, que moviliza a pensar y reevaluar la manera en la que participamos del capitalismo: “Considera una camiseta, una persona joven pasó la noche haciéndola PARA TI, para poder intentar ganar lo suficiente para cubrir tan sólo la mitad de su requerimiento calórico. Sólo la mitad.”

49848969_292300401477074_5023873362048137947_n

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje