DESIGUALDAD DE GÉNERO

Emma Watson denuncia la desigualdad de género en las universidades

La actriz británica de 26 años, embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres denunció la desigualdad de género en las universidades durante su intervención en el marco de la Asamblea General de la ONU.

Emma Watson denuncia la desigualdad de género en las universidades.
Emma Watson denuncia la desigualdad de género en las universidades.

La actriz británica y activista por la igualdad de género, Emma Watson, Embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres desde hace dos años presentó una nueva iniciativa la campaña #HeForShe que lidera en el marco de la Asamblea General de la ONU que se desarrolla en Nueva York.

Impact 10x10x10 University Parity, es el nombre del reporte que forma parte de la nueva etapa de la campaña de la cual han participado 10 líderes universitarios que se comprometieron a solucionar las desigualdades de género que existen dentro de sus instituciones.
En su discurso ante la ONU sobre el tema Watson, de 26 años recordó que los cargos más altos de la mayoría de las universidades están ocupados por hombres y las mujeres ni siquiera tienen la posibilidad de optar a ellos.

Así aprovechó para denuncia la falta de oportunidades laborales que tienen las mujeres dentro de las universidades. Mientras que animó a todas las personas que alguna vez hayan sufrido algún tipo de acoso sexual en los campus universitarios a denunciarlo.

El objetivo de la iniciativa es que los 10 representantes de las universidades que se sumaron al proyecto lleven a cabo las medidas necesarias para solventar las desigualdades de género en sus terrenos para lograr la total igualdad de género en las universidades de cara al año 2020.

Según reporta Variety Latino entre las universidades participantes se encuentran la Universidad de Oxford de Inglaterra, Sciences Po de París y la Universidad de Georgetown de Estados Unidos, las cuales se han comprometido a adoptar una postura de tolerancia cero sobre el asalto sexual con el objetivo de bajar la brecha de género en la administración y el mundo académico, y para proporcionar información sobre cuestiones de género para profesores y estudiantes.

Su discurso ante la ONU:

“Me gradué en la universidad hace cuatro años. Siempre había querido ir y sabía lo afortunada que era por tener la oportunidad de hacerlo. La universidad de Brown se convirtió en mi hogar, en mi comunidad y en ella he formado mis propias ideas y he pasado por experiencias. Todo ello ha influido en mis interacciones sociales, en mi pensamiento político… En definitiva, en varios aspectos de mi vida. Mi experiencia en la universidad ha dado forma a quien soy hoy en día.

Pero, ¿qué sucedería si la experiencia universitaria muestra que las mujeres nunca pueden alcanzar altos cargos dentro de ellas? ¿Qué pasa si en algunos lugares del mundo las mujeres no tienen directamente ninguna posibilidad de acceder a la universidad? ¿Y si hemos transmitido el mensaje de que la violencia sexual no es “violencia real”?

La experiencia universitaria debe demostrar a las mujeres que valora su capacidad, y no solo eso, sino que pueden pertenecer a los altos cargos de la universidad. La experiencia también debe dejar claro que la seguridad de las mujeres, las minorías y de todo el mundo vulnerable es un derecho y no un privilegio. Un derecho que debe ser respetado por una comunidad que cree y apoya a las personas, y que reconoce que cuando la seguridad de una ha sido violada, todo el mundo siente que su propia seguridad se ha violado.


La universidad debería ser un refugio que toma medidas contra todos los tipos de violencia. Por eso creemos que los estudiantes deberían dejar la universidad esperando unas sociedades verdaderamente igualitarias. Las universidades tienen el poder para cambiar eso”.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje