Imprimir Enviar por correo
Último momento
Iniciar sesión
Registrarse

A dos años del todavía impune crimen de Camila

Martín Correa y redacción

Por el hecho sólo fue hallado culpable de la violación y homicidio de la niña de cinco años un joven que por aquel entonces era menor de edad. Sin embargo, en los exámenes de ADN a los que fue sometido el cuerpo de la víctima se constató que en el hecho habían participado otras personas.

Camila fue vista por última vez en la tarde del 15 de marzo, cuando salió de su casa a comprar un helado.

Al correr de los minutos no volvía, y ya de noche se la daba como desaparecida. Los vecinos y la Policía recorrieron la zona, pero no surgían pistas sobre su probable paradero. Todo indicaba que alguien conocido y que vivía cerca fue quien la raptó y la mantuvo cautiva durante varios días.

La autopsia practicada reveló que en las primeras horas del secuestro la niña comió. También el examen forense arrojó que estuvo oculta, ya muerta, en un lugar húmedo. El procedimiento policial en los primeros días de la desaparición de Camila fue, y es, duramente cuestionado por la familia Chagas. La madre de la niña, Amiris Antúnez, viajó el año pasado a Montevideo para reunirse con el ministro del Interior, Guillermo Stirling, a quien le pidió que reactivara las pesquisas policiales.

A dos años, las investigaciones están estancadas y la Justicia se apresta a resolver sobre la situación del joven, ya mayor, quien se encuentra internado en la Colonia Berro del Iname.

 

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión