Detenidos. Los cinco jóvenes involucrados fueron aprehendidos y entre ellos estaría el autor material del asesinato

Barrabrava de Peñarol fue ultimado a tiros; sería ajuste de cuentas con hinchas tricolores

Todo comenzó hace varias semanas, cuando la autoridad policial detectó que a través de una red social de Internet, quienes se identificaban como parciales de Nacional y Peñarol, se entrecruzaban todo tipo de amenazas.

Llegó el día lunes pasado, cuando se supo del ingreso, en horas de la noche al hospital de Clínicas, de quien fue identificado como Rodrigo Javier Aguirre Rivero, de 20 años.

El mismo fue asistido de una herida de arma de fuego en uno de sus brazos. Luego de ser curado, se retiró del nosocomio por su propia voluntad sin aportar mayores detalles.

Los investigadores no se quedaron quietos y al día siguiente determinaron que Aguirre había sido indagado en mayo del año 2009, en relación a los crímenes de los hinchas del Club Aguada, Rodrigo Nuñez y Rodrigo Barrios, ultimados, uno a puñaladas y otro a balazos, pero al no existir pruebas en su contra, continuó en libertad.

Ahora bien, pasaron algunos días, hasta que ayer de madrugada, más precisamente a la hora 0.50, el mencionado Aguirre, integrante de la barra de Peñarol denominada “Los Feos”, caminaba junto a un amigo por las inmediaciones de Nueva Palmira y Defensa en dirección a la casa de su acompañante.

 

Ataque mortal

En tales circunstancias, así manifestó luego quien acompañara a Aguirre, apareció en escena un auto marca Mitsubishi, de color blanco, cuya matrícula, luego se supo, lo era la B 550.002.

El coche estaba tripulado por cinco individuos. Estos, sin mediar palabra, atacaron a balazos a los jóvenes peatones, que intentaron huir corriendo, aunque Rodrigo Aguirre resultó herido.

Tras la agresión, los responsables desaparecieron raudamente de escena, en tanto el baleado fue asistido en el lugar y trasladado por allegados al sanatorio del Círculo Católico, donde a pesar del esfuerzo realizado por los médicos, dejó de existir.

El hecho, que se tornó crimen, llevó a que personal de la Seccional 4ª iniciara inmediatas averiguaciones y procedimientos, con el apoyo de investigadores de la División Homicidios.

Horas después, los pesquisantes localizaron el referido coche y arrestaron a sus tres ocupantes en ese momento, todos mayores de edad.

Voceros policiales indicaron que tras esto, y luego de lograr identificar a los otros dos implicados, estos también fueron aprehendidos. Son otro mayor y un menor de edad, todos son hinchas de Nacional.

 

Sobrevuela la venganza

Asimismo, siempre de acuerdo a nuestros voceros, al joven fallecido, le fue incautada una pistola calibre 22, sin balas, lo que podría estar indicando que pudo llegar a defenderse del ataque, vaciando el cargador de su arma.

Dicha hipótesis estaría quedando confirmada, en virtud que en una de las puertas del auto blanco retenido, existen claras señales de haber recibido un impacto de bala, pese a que no perforó la chapa.

Las indagatorias vienen siendo cumplidas a todo ritmo. Personal de Policía Técnica se sumó a las actuaciones y los detenidos se encuentran a disposición judicial.

En tanto, el velatorio del joven ultimado se cumple en las salas de la Intendencia de Montevideo ubicadas en la avenida Gral. Flores y Rafael Hortiguera (Cerrito de la Victoria) desde la noche de ayer, durante la mañana de hoy, y hasta horas del mediodía, cuando será su funeral.

Por su parte, el jefe de Seguridad de Peñarol, Washington Vega, confirmó que la víctima era un hincha aurinegro, e intentó bajarle el perfil al homicidio, al decir que se trató de “un enfrentamiento aparentemente entre barrios donde hay hinchas de los dos clubes (Nacional y Peñarol), el que viene de tiempo atrás, de incidentes en otro encuentro deportivo, pero no de fútbol”, finalizó.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje