*

LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search Usuario User Artículo Article Abrir en nueva ventana Open in new window
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Caso Pamela. La pareja de su madre, a la cárcel; el homicida estaría entre él, sus hijos y dos amigos.

Padrastro es el violador; el asesino sería uno de los cinco implicados

El juez penal de 2º Turno, doctor Federico Alvarez Petraglia, procesó con prisión por reiterados delitos de violación al padrastro de la niña de 11 años Pamela Silva. Ahora el magistrado va por el asesino, que según versiones policiales estaría entre las cinco personas que declararon ayer.

Escrito por: Ricardo Almada, Maldonado y Redacción

hs

La pasada jornada fue considerada por la población, medios de comunicación,Policía y cualquier persona que vive en el departamento de Maldonado, y en especial en la capital fernandina, como un día histórico debido a la movilización y expectativas centradas en torno a la resolución inminente del caso de la pequeña Pamela Silva, ultimada en la madrugada del pasado domingo 4 de mayo en las proximidades de su casa del barrio Los Aromos.

También es considerada histórica porque durante las cinco horas de declaratorios -entre las 13.00 y las 18.00 horas- estuvieron presentes todo ese tiempo personal de Policía Técnica e Investigaciones, médicos forenses, todos con sus equipos completos y trabajando a destajo. Los tres testigos participando constantemente, al igual que la madre de la niña, Teresa Larrosa.

Desde tempranas horas, en los alrededores del juzgado donde el magistrado actuante, el juez penal de 2º Turno doctor Federico Alvarez Petraglia, comenzaron a aglomerarse hombres, mujeres, niños, de todas las profesiones, extractos sociales y barrios de Maldonado para seguir de cerca las instancias judiciales.

Además, un nutrido contingente policial estaba en el sitio, por si los ánimos “se caldeaban” más allá de lo normal.

A tal punto que efectivos que revistan en otras localidades del departamento fueron derivados al lugar.

A pie, a caballo, en patrulleros, la vigilancia del personal policial era intensa.

Fueron cerradas varias calles de las proximidades y vallado la sede judicial buscando evitar el caos.

También se apostaron en el lugar todos los medios de comunicación fernandinos. Móviles en vivo para la televisión local, para las radios, cronistas de la prensa, cámaras de los canales privados de Montevideo, periodistas de agencias internacionales, todos con una enorme ansiedad seguían cada movimiento que se registraba en el lugar y aledaños.

Cualquier puerta o ventana que se abriera, auto o persona que llegara al juzgado era inmediatamente observado o rodeado por la gente o los periodistas.

Uno de los momentos más complicados para los policías fue en el cual que arribaron al lugar desde las dependencias del Departamento de Investigaciones de Jefatura de Policía de Maldonado los cinco detenidos, que habían pasado la noche en la mencionada dependencia policial.

En ese instante, si bien la cantidad de gente no era tan grande como lo fue al término de la audiencia judicial, hubo corridas, intentos de agresión, que fueron contenidos por la Policía. Los medios buscaban la mejor toma de los implicados.

Al no poder lograr su cometido, la turba comenzó a gritar: “Asesinos” y “El pueblo unido jamás será vencido”, además de insultos de todos los colores.

 

Lincharlo “piedra en mano”

Pasaron las horas, y personas llegaban, otras se iban, pero sobre las 18.00 horas cuando se conoció la resolución del juez -que procesó con prisión por la comisión de “un delito reiterado de violación” a Eduardo Cáceres, de 49 años, alias “El Pechuga”, albañil y sin antecedentes penales- había cerca de 1.000 trabajadores, amas de casa, estudiantes y otros, los que gritaban, movían sus carteles e incluso estaban “piedra en mano” esperando la salida.

Cabe destacar que el delito tipificado al hombre contempla una pena de dos años de prisión como mínimo y un máximo de 12 años.

Sobre las 19.30 horas, cuando conducían al padrastro de Pamela hacia Jefatura -donde quedará preso hasta la tarde de hoy ya que será enviado al penal de Las Rosas- hubo nuevamente corridas, intentos de agresión, buscando linchar al hombre. La eficaz acción policial logró evitar lo y disuadir a la muchedumbre enardecida.

Los otro cuatro detenidos -los dos hijos de Cáceres y dos amigos de trabajo del procesado-, que fueron dejados en libertad sin perjuicio por el magistrado, debieron esperar hasta pasadas las 21.00 horas para ser trasladados hasta la sede policial desde donde serán liberados.

En otro orden, y con relación al homicidio del joven de 23 años, Fabián Dorado, desde Jefatura de Policía de Maldonado se informó a LA REPUBLICA que se sigue trabajando aunque no existen mayores novedades al momento.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.