*

LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search Usuario User Artículo Article Abrir en nueva ventana Open in new window
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Hay 370 reclusas en todo el país y 33 niños conviven con sus madres

Cabildo es la única cárcel de mujeres que admite, por su estructura edilicia, las visitas conyugales

En un informe presentado ayer por el Ministerio del Interior y otras organizaciones gubernamentales se mostró el cuadro de situación de las mujeres privadas de su libertad. Se apuntaron virtudes y carencias, en una suerte de hoja de ruta con miras a la creación de nuevos centros penitenciarios para el género. En Uruguay hay 370 mujeres presas. De ese total, 237 están albergadas en la Cárcel de Mujeres en Montevideo, 38 lo están en la Cárcel Departamental, de Canelones, y las 133 restantes están alojadas en distintos anexos del interior del país.

Escrito por: DANIELA FASSANELLO

hs

Del estudio se desprende que solamente el 25% de las reclusas uruguayas tiene fijada su condena. El 75% están procesadas pero todavía no cuentan con el punto final de todo procesamiento: la condena. La mayoría de las presas -el 40%- está privada de libertad por haber cometido delitos contra la propiedad, el 36% lo hizo contra la vida e integridad física de otra persona, el 18% contra la salud pública. Del total de recluidas el 5% son extranjeras.

Nuestro país cuenta con un solo centro penitenciario exclusivo y diseñado para mujeres, el resto no tiene las condiciones arquitectónicas para eso. A diferencia de Canelones que tiene un Centro de Reclusión femenino que está ubicado en un predio independiente de la cárcel masculina y de la Jefatura, en el resto del territorio nacional los centros penales no existen. Eso ocasiona que las mujeres estén alojadas en dependencias policiales o anexos de los establecimientos penitenciarios para varones.

El informe sobre las condiciones de reclusión de mujeres revela además que la separación, la manutención y el cuidado de sus hijos e hijas son las principales causas de depresión y preocupación de las mujeres presas. Por tanto, muchas privadas de libertad buscan plazas de trabajo en los establecimientos penales para seguir solventando económicamente a sus familias y en particular a sus hijos e hijas.

 

Cabildo y Canelones

Cabildo alberga hoy a 237 presas, 178 (75%) están procesadas y 59 (25%) cumplen condenas. Allí las mujeres privadas de libertad se encuentran alojadas según distintas categorías, de acuerdo al sistema penitenciario progresivo (mínima, media abierta, media cerrada y máxima) y, en cada sector hay un área destinada a las reclusas madres que conviven con sus hijos o hijas. A diferencia de la cárcel de Canelones, donde existen dos celdas de castigo que, según relata el informe, “no se utilizan pues la conducta de las reclusas es buena”, y la medida disciplinaria usada son las esposas y, solo cuando la reclusa es trasladada fuera de dicho establecimiento. En Cabildo el aislamiento es la máxima sanción. Este debe ser controlado por personal médico y, las esposas, grilletes, y los gases son utilizados en casos de desacatos, o agresiones, sin embargo en Canelones solo se usa como medida de coerción el gas y el bastón policial. Cabildo tiene funcionando una guardia médica durante las 24 horas, proporcionada por el Servicio Médico Penitenciario. Asimismo el establecimiento cuenta con 7 médicos, 2 ginecólogos, 1 oftalmólogo, 1 odontólogo, laboratorista, ecografista y medicina preventiva proporcionado por el MSP. A las reclusas se les realiza examen médico al ingreso y exámenes de rutina, y a las portadoras del virus VIH se les brinda un tratamiento con médico especialista.

Con respecto al contacto con el mundo exterior en casi todos los centros los días de visita son más de uno por semana. La visita íntima en Cabildo tiene ciertos requisitos como tener un mínimo de tres meses de reclusión, poseer buena conducta y pareja estable. La misma se puede desarrollar una vez por semana, durante una hora, y se tiene una sala destinada a tales efectos, la que posee baño y equipamiento. En caso de que el compañero cónyuge de la reclusa se encuentre privado de libertad, se coordina una visita intracarcelaria, por parte de la Dirección Nacional de Cárceles. En Canelones no se cuenta con un lugar físico para las visitas íntimas y en el resto de los departamentos dichas visitas solo se realizan en catorce con una frecuencia semanal o quincenal según los casos, expresa dicho informe y, en algunos centros, los lugares destinados para las visitas conyugales se encuentran en pésimo estado.

 

Reclusas y reclusos, juntos

Artigas, Cerro Largo, Colonia, Flores, Lavalleja, Maldonado, Paysandú, Río Negro, Rivera, Rocha, Tacuarembó y Treinta Tres alojan a mujeres reclusas en el mismo local que los reclusos varones. Según los datos revelados esos lugares estarían separados por muro o reja y un total de 13 mujeres distribuidas en 4 departamentos -San José, Salto, Florida y Durazno, se encuentran recluidas en Jefaturas o Seccionales Policiales.

Según el informe elaborado por diez organismos gubernamentales la infraestructura no es adecuada en ningún centro de reclusión del interior, ni siquiera en aquellos en los que una sola mujer se encuentra recluida. “Compartir lugares de detención con varones conlleva a que el sistema las abandone, negándoles derechos como las salidas al patio entre otros cosas”. *

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.