*

LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search Usuario User Artículo Article Abrir en nueva ventana Open in new window
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Cobró triste notoriedad cuando a 150 kilómetros por hora mató con su auto a una jovencita y escapó

Presentan denuncia judicial contra el empresario peruano Pablo Bentancur

Dirigentes del club de fútbol Bella Vista presentaron una denuncia ante la Justicia contra el contratista peruano Pablo Bentancur, por manejo irregular de futbolistas juveniles. El empresario cobró triste fama cuando en la rambla de Punta Gorda mató con su auto a una jovencita de 16 años y se dio a la fuga.

hs

La salida de jugadores uruguayos al exterior sin el consentimiento de sus clubes no se limita solamente al episodio de Peñarol y el Grupo Casal por Carlos Bueno, Cristian Rodríguez y Joe Bizera.

También otros empresarios han aprovechado la fragilidad del sistema organizativo que tiene la AUF en cuanto a su reglamentación y el caso más claro es el de Pablo Bentancur con Bella Vista.

En efecto, el segundo empresario más importante en Uruguay en el manejo de transferencias de futbolistas, Pablo Bentancur, llevó a varios jugadores juveniles sin el consentimiento de sus clubes de origen.

El primer futbolista en llevarse Pablo Bentancur a Italia fue el volante de River Plate Walter López, quien participó en el plantel de Jorge Fossati que jugó en México el pasado miércoles con la Selección Nacional.

Walter López viajó acompañado por Pablo Bentancur a Italia en el pasado mes de mayo y lo hizo sin la aprobación de River Plate, lo que provocó la inmediata reacción de los darseneros cuyos dirigentes solicitaron el retorno del futbolista a nuestro país.

López se dio cuenta del problema que ocasionó su salida sin aviso de River Plate hacia Italia y decidió retornar para arreglar su situación, pero Pablo Bentancur se negó a facilitarle el pasaje de vuelta e incluso el pasaporte.

Luego de muchas idas y venidas, Walter López logró “rescatar” su pasaporte, aunque el dinero del pasaje de vuelta lo abonó su tío el ex futbolista y actual apoderado Víctor “Zurdo” López.

Las relaciones entre el juvenil Walter López y el empresario Pablo Bentancur quedaron deterioradas, al punto que el volante manifestó en varias oportunidades que “no quiere saber más nada con dicha persona porque vivió momentos muy duros durante su estadía en Italia”.

El otro futbolista que viajó en el pasado mes de mayo hacia Italia fue el volante juvenil de Bella Vista Carlos Flores, aunque la situación de este futbolista fue distinta porque no escuchó a los dirigentes de su equipo y continúa jugando en un equipo de la tercera división amateur de Italia.

Los dirigentes de Bella Vista comandados por el Dr. Nelson Chabén, presentaron una denuncia civil y laboral contra Pablo Bentancur en la justicia uruguaya, además elevaron todos los antecedentes a la FIFA informando que el futbolista Carlos Flores pertenece a la plantilla de los papales y por haber viajado sin autorización, fue declarado en rebeldía.

 

Un recuerdo que estruja el corazón

Pablo Martín Bentancur Rubianes protagonizó un impactante caso en la mañana (7:15) del 24 de noviembre del año 2002. A bordo de su Mercedes Benz 230 matrícula B-530.926 circulaba a 150 kilómetros por hora por la rambla de Coimbra, en Punta Gorda, y al llegar a la esquina con José María Paz le pasó literalmente por encima a Silvana Paulet Furtado, de 16 años. La desdichacha muchachita fue arrastrada 80 metros por el bólido y murió destrozada, a pesar de lo cual Bentancur prosiguió la marcha sin prestarle asistencia.

Horas después la Policía de Barros Blancos, en Canelones, encontró el auto abandonado en un terreno baldío, a unos 10 metros del entronque de las rutas 101 y 8. En el piso del vehículo, que presentaba varias abolladuras, funcionarios de Policía Técnica hallaron rastros de sangre, restos de masa encefálica y pequeños huesos de la chica malograda. Un empleado de Bentancur se quiso hacer cargo de la muerte y narró una versión poco creíble en la Seccional 14ª, empero en un trabajo de investigación conjunta con el Departamento de Homicidios se estableció rápidamente la responsabilidad de Bentancur, quien antes del trágico accidente había pasado la noche de juerga en el local bailable Galápagos en la Ciudad Vieja. Poco le valió el montaje diabólico realizado por Bentancur quien declaró que luego de salir de la boite había ido a su “bulín”, en el apartamento 103 de avenida Agraciada 4129, a encontrarse con una mujer que no apareció. En su falso relato agregó que permaneció solo en el lugar, hasta que a las ocho de la mañana llegó su empleado para decirle que había atropellado a una joven. El caso causó gran conmoción y alarma pública en su momento y el contratista peruano cayó rendido por el cúmulo de pruebas halladas en su contra, por lo cual el juez en lo penal de séptimo turno decretó su remisión a la cárcel imputado de un delito de homicidio culposo y un delito de omisión de asistencia en reiteración real. *

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.