Mulas en el Chuy

Detienen a un boliviano y un brasileño cargados con más de 150 "tizas" de cocaína

A la detención de estos individuos se sumó la de un tercero en la capital del país, el que estaba encargado de retirar la mercadería y pagar a las dos “mulas” por el trabajo realizado.

El origen del procedimiento fue en la fronteriza ciudad de Chuy contando con el trabajo de efectivos de la Seccional 5ª quienes realizaron todas las detenciones. El operativo comenzó en la tarea de control rutinario que desarrollaba el Cabo Pedro Prudente, de la división inteligencia de la Seccional policial en cuestión, cuando al ingreso de un ómnibus rumbo a Montevideo percibe en el registro de pasajeros la presencia de un ciudadano boliviano.

El funcionario policial, con amplia capacitación y experiencia en el tema drogas, traza un perfil del individuo lo que permite relacionarlo con otro brasileño que viajaba en el mismo coche, aunque en asientos diferentes. Uno de los aspectos salientes es que se informó que ninguno de los dos jóvenes –de 24 y 25 años– había ingerido alimento alguno en todo el trayecto. Inmediatamente se inició el interrogatorio de ambos sospechosos, presentándose en la Terminal de ómnibus el Comisario seccional Víctor Sánchez.

En esa instancia el boliviano admitió ser portador de cierta cantidad de cocaína tras haber ingerido la misma en pequeñas porciones conocidas en la jerga policial como “tizas”. El individuo fue dejado en la ciudad de Chuy a los efectos de practicar estudios que determinen la existencia de droga en su cuerpo acondicionada para su posterior evacuación mientras el ómnibus siguió su trayecto con total normalidad con el brasileño en calidad de detenido- y habiendo incorporado a los policías Prudente y Sánchez quienes iniciaron el viaje como unos pasajeros más hasta llegar a Montevideo. El brasileño debía descender a la entrada de esta ciudad, en la parada de Avenida Italia y Bolivia y allí también bajaron los efectivos policiales.

Mientras el hombre quedó en la parada de ómnibus a la espera del contacto los funcionarios aguardaron a corta distancia hasta que una media hora después llegó un vehículo y cuando el brasileño estaba por subir fueron capturados los dos. El automóvil era conducido por un hombre de 32 años con antecedentes penales. Esta acción de los policías rochenses fue acompañada por la Brigada Antidrogas a cargo del subcomisario Gustavo Porro.

En ese marco, el ciudadano brasileño admitió haber ingerido unas 70 “tizas” de cocaína de las cuales había evacuado hasta anoche 51. Cada “tiza” contiene entre 10 y 12 gramos.

Mientras tanto en Chuy, la radiografía practicada al boliviano confirmó la existencia de un cuerpo extraño y posteriormente fueron evacuadas 84 “tizas” de cocaína, lo que totaliza un kilo y medio aproximadamente de la droga en estado de pureza. Además de considerarse un volumen importante de la droga, la relevancia del procedimiento es que un transporte de esas características no había sido detectado anteriormente en el departamento de Rocha.

Anoche, el juez subrogante del Juzgado de Chuy, doctor Juvenal Javier, decretó el procesamiento con prisión del boliviano, un hombre de 24 años de iniciales E.H.A.V. radicado en Trinidad de Bolivia, por tráfico de estupefacientes de acuerdo con lo señalado en el artículo 31 de la Ley 17.294.

El uruguayo, de 32 años, de iniciales R.R.A. fue procesado por el mismo delito en calidad de coautor, mientras se esperaba para estas horas el procesamiento del brasileño, de 25 años (A.H.T.O), luego que fuera dado de alta. *

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje