Imprimir

Detienen en Gran Bretaña a padres de niño que pesa 95 quilos por “negligencia”

La justicia británica detuvo a los padres de un niño que a los 11 años pesa 95 quilos, acusándolos de “negligencia” y “crueldad” debido al sobrepreso y podrían perder la tenencia.

Fuente: bunchofpants

Una pareja fue detenida –y posteriormente dejada en libertad- pero se continúa la indagatoria y deben comparecer en torno a la situación sanitaria de su hijo, un chico de 11 años que ha llegado a pesar 95 quilos. El hecho se registra en Norfolk, Inglaterra, donde los médicos del hospital público del área de King Lynn, alertaron a la policía que el niño había ingresado dos veces en menos de un mes y ante lo que presentaba su hoja clínica decidieron advertir a las autoridades.

Tras comparecer ante la justicia debido al riesgo que impone para el menor su excesivo peso, los padres fueron dejados en libertad, pero deberán ser visitados y presentarse ante los trabajadores sociales, para establecer su responsabilidad en la causa.

Declinan de plano ser negligentes y lo atribuyen a “genética”

La madre de 43 años del niño, ha declarado que la obesidad que padece su hijo no es en absoluto causada por negligencia, sino que la genética es el elemento determinante. “Soy gordita. En la familia de mi marido son todos grandes. Es la genética”, sentenció la señora que fue avalada por el marido: “El niño siempre fue grande; no hay algo que podamos hacer”, enfatizó. Los cónyugues dijeron que el niño está sometido en forma casi permanente a una dieta estricta basada en vegetales y se mantiene activo con ejercicios.

Los 95 quilos de peso a los 11 años están en el nivel de tres veces el máximo recomendado para los niños de esa edad, según los estándares reconocidos en la Gran Bretaña.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión