RICO Y SANO

Sandía, melón y ananá, las frutas reinas del verano

Estas tres frutas además de muy sabrosas contienen mucha agua y nutrientes por lo que son ideales para consumir en épocas de calor.

Sandía, melón y ananá, las frutas reinas del verano
Sandía, melón y ananá, las frutas reinas del verano

Se viene el verano y en las verdulerias ya podemos encontrar las frutas de la temporada de calor, las cuales además de muy sabrosas son buenas para el organismo e ideales para mantenerse hidratado.

La fruta reina del verano es la sandía ya que está compuesta en un 93% de agua y tiene un valor calórico muy bajo, lo que la vuelve ideal para consumir en épocas de calor.
Además es muy sabrosa y contiene nutrientes importantes como licopeno, un pigmento con capacidad antioxidante. También contiene vitamina B6 que regula el sistema nervioso y participa en el metabolismo de otros nutrientes.

La sandía también contiene potasio, un mineral que contrarresta la acción del sodio, ayuda a controlar la tensión arterial cuidando la salud del corazón.

cantaloupe-1262199_1920

El melón es otra de las grandes frutas del verano. Tiene un alto contenido en vitamina E lo hace una fruta con factores protectores contra el cáncer de pulmón, de mama y de próstata.

Al igual que la sandía está compuesto en gran parte por agua por lo que hidrata al organismo al mismo tiempo que lo nutre. Su consumo genera una acción diurética y favorece la eliminación de líquidos, contribuyendo a la prevención de enfermedades cardiovasculares, edema, hiperuricemia y gota.

El ananá también es una fruta ideal para el verano ya que su consumo refresca e hidrata al mismo tiempo que aporta una cantidad importante de nutrientes.

ANANA

Es rica en vitamina C por lo que aumenta las defensas del organismo. Y también en fibra y bromelina -la enzima que facilita la digestión de las proteínas.

El ananá es una de las mejores opciones para un plan détox después de las fiestas donde solemos comer y beber en exceso.

Cualquiera de las tres son grandes aliadas para el verano y se pueden consumir tanto en el desayuno como de postre o después de hacer ejercicio, ya que en épocas de calor el cuerpo transpira más y debe recuperar rápidamente los nutrientes perdidos.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje