Yves Chandelon, auditor jefe de la OTAN, asesinado por encontrar vínculos financieros de ISIS con Occidente

Yves Chandelon
Yves Chandelon

Chandelon era un empleado altamente especializado en temas económicos de la OTAN y sabían en la Alianza que no podía ser sobornado ni extorsionado. Varios de esos intentos ya habían fracasado en el pasado. Al parecer, el Sr. Chandelon estaba trabajando en los últimos detalles de su informe de auditoría interna de la OTAN cuando fue asesinado en su automóvil en Bonneville (Andenne), Bélgica, el 16 de diciembre de 2016.

Con toda probabilidad, ese informe de auditoría se habría convertido en el trabajo más importante de toda su carrera como auditor profesional de primer nivel. Desafortunadamente, el informe de auditoría de la OTAN era “demasiado sensible”, tanto que pagó por su vida y eso nos dice algo sobre lo que iba a revelar.

En las semanas que precedieron al asesinato de Chandelon a manos de altos funcionarios de la OTAN, quienes ordenaron el “trabajo” de su ejecución, Chandelon poseía expedientes que documentaban detalles suplementarios para el supuesto agujero negro de 250 mil millones de euros en los libros de contabilidad de la OTAN. Se cree que los datos incluidos en los expedientes también habrían permitido que Chandelon tuviera una base sobre la que acusar de corrupción a altos funcionarios de la OTAN y al gobierno belga, así como mostrar evidencias de la financiación de células terroristas por parte de la OTAN, tanto en Oriente Medio (Siria, Irak, Libia, Egipto, Yemen,
Palestina) como en Europa, incluida Turquía.

Con el asesinato de Yves Chandelon todas las esperanzas de una OTAN transparente, y la posibilidad de que existan “menos” guerras a través de ella, se han esfumado. Nadie, de dentro de la institución, se atreverá jamás a romper el silencio sobre la corrupción dentro de la OTAN y su participación en la matanza ilegal de millones de personas
inocentes en Oriente Medio, África y Europa. La financiación e instrucción de células terroristas en el Oriente Medio por parte de la OTAN es similar a la cooperación que está haciendo el gobierno estadounidense con los llamados rebeldes moderados en Libia, Siria e Irak, mientras que la reciente financiación de células terroristas en Europa por la OTAN recuerda aterradoramente a las campañas terroristas de Gladio.

En contextos de corrupción estructural,la convicción y el compromiso individual por combatirla se pagan con la muerte. Chandelon fue asesinado porque sus victimarios sabían que detrás suyo no había otro Chandelon,y con la muerte del investigador se daba muerte a la investigación. Efectivamente,nadie continuo con la pesquisa por
la cual fue ultimado.

La versión oficial hablo de suicidio, y los medios de prensa, llamativamente, apenas si mencionaron el caso. La corrupción estructural requiere ser combatida desde organizaciones institucionales consolidadas (y empresas periodisticas consolidadas, y todas las partes de la sociedad) donde el respaldo de los investigadores sea una justicia (y una sociedad en conjunto) dedicada a extirpar los procesos criminales y encontrar pruebas para que los corruptos sean condenados. La única formula para que los buenos no callen.

Para honrar la memoria de Chandelon, la sociedad debería promover sus valores para hacerlos colectivos, transformándolos en un estimulo para luchar contra la corrupcion y el crimen organizado.

“Para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada”.

Las opiniones emitidas en este espacio son responsabilidad entera del firmante
y no necesariamente representan la posición de LARED21.
error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje