BARILOCHE

Bariloche espera recibir más turistas uruguayos esta temporada

La ciudad es una de las bellezas más emblemáticas de la Patagonia argentina, donde se puede disfrutar de la nieve, la aventura, la gastronomía y sus imponentes paisajes. Un destino apto para todos los gustos.

Screenshot_8

A solo dos horas de vuelo desde Buenos Aires, se encuentra uno de los lugares más emblemáticos y representativos de la belleza patagónica: Bariloche. La ciudad se ubica en el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi, rodeada de montañas y lagos.

Es un destino que se disfruta todo el año, pero esta segunda mitad de 2019 tiene mucho para dar. La ciudad cuenta con 30 mil camas distribuidas en establecimientos de todas las categorías, y una notable mejora de la conectividad aérea, que durante la temporada invernal llegará a picos de 40 vuelos diarios.

 Screenshot_6

Adrenalina en la nieve

Durante agosto y septiembre, la nieve es la protagonista en Bariloche, que es el mayor centro de esquí de toda Sudamérica. La ciudad cuenta con cinco centros invernales, que actualmente se encuentran cubiertos de nieve.

El Cerro Catedral este año realizó varias mejoras en infraestructura para recibir a los esquiadores y snowbordistas y ofrecerles el mejor servicio posible. Entre ellas inauguró la ampliación de la Magic Carpet -cinta transportadora- en la base de la montaña para los principiantes, mejoras en la Pista Panorámica, en el sistema de fabricación de nieve y eventos de primer nivel, como el Congreso Internacional de Patrulleros y el Mundial de Voley en la Nieve. También se invirtió en mejoras en los medios de elevación. Además, se realizó un rediseño de la pista Panorámica y la construcción de la estación superior de telesilla La Hoya.

Los más aventureros y amantes de la adrenalina podrán disfrutar del Catedral Show Park, que exigirá lo máximo de cada snowbordista. Entre el 7 y el 14 de septiembre servirá de escenario para el Congreso Internacional de Pisteros Socorristas de todo el mundo.

Tanto deporte y desgaste físico abren el apetito de los visitantes, por eso Bariloche también puso el foco en que los esquiadores puedan disfrutar de los mejores platos en la montaña. El emblemático Refugio Lynch abrió sus puestas con edificio renovado y una nueva propuesta gastronómica. Ya se ha convertido en un clásico de cada temporada.

 Screenshot_7

Otras maneras de divertirse en la nieve

Los esquíes o el snowboard no son la única manera de disfrutar la nieve. Aquellos que no se animan a bajar la montaña pueden encontrar otras maneras de vivir una experiencia única.

Una de ellas es el Centro de Esquí Nórdico, donde se puede practicar esquí de fondo con 10 kilómetros de pistas, andar en cuatriciclos con orugas en la nieve o disfrutar de una Noche Nórdica en la montaña, en un refugio propio. También se realizan caminatas especiales con raquetas de nieve y un recorrido nocturno, con cena incluida.

Otra opción es el centro Piedras Blancas, un parque de diversiones en la nieve cerca del centro de la ciudad. El paseo incluye la posibilidad de disfrutar de trineos de nieve en 4 pistas de 800 metros. Una de sus principales atracciones es el ZipLine, que consiste en deslizarse por un cable desde la cumbre, simulando un vuelo en ala delta o parapente en dos tramos: uno de 1 kilómetro y otro de 500 metros. Otra manera de entretenerse en Piedras Blancas es el Tubing, que son donas inflables con las que se puede hacer un descenso de 800 metros. Este año, el parque se presenta como una opción familiar, ya que agregó atracciones para niños de 2 a 10 años como el mini zipline, el mini tubing y sorpresas en la base.

El Cerro Otto también ofrece diversiones en la nieve, además de su tradicional confitería giratoria. Entre las actividades hay trineos, caminatas y juegos. El complejo cuenta con galería de arte, micro cine, terrazas panorámicas, el funicular en la cumbre y el simulador de vuelo en parapente.

 Screenshot_9

Recorrido de sabores

Octubre es un mes para disfrutar de la gastronomía. “Bariloche a la carta” es el mayor evento gastronómico de la región y este 2019 tendrá su sexta edición. El festival permite conocer de cerca la gastronomía de la región, donde prevalecen los sabores patagónicos y europeos. Se crea un circuito gourmet de más de 80 establecimientos. Además, de acceso gratuito -a través de la inscripción online- a catas de vinos, cervezas artesanales y degustaciones en restaurantes y hoteles.  También se realizan clases magistrales con figuras emblemáticas de la cocina.

El evento no es la única manera de disfrutar Bariloche a través del paladar, existen varias experiencias que se pueden saborear en cualquier momento del año.  Colonia Suiza, fue el primer asentamiento europeo en la región del sur y el curanto es uno de sus emblemas. Esta increíble ceremonia de presentación se hace los domingos antes del mediodía y es una experiencia llena de sabores.

El chocolate es otro de los productos típicos de la ciudad y ya se convirtió en sinónimo de Bariloche. Hoy, la ciudad tiene más de 20 chocolaterías, casi todas con presencia en el centro de la ciudad. La calle Mitre se transformó en “la calle del chocolate”. La mayoría de los locales ofrecen también cafetería, pastelería, y helados artesanales.

Otros circuitos son las cervecerías artesanales, que año a año van proliferando en su variedad de sabores y en la cantidad de establecimientos. Los vinos, el cordero patagónico, la trucha, el ciervo son otros de los clásicos del sur, que se pueden degustar en los restaurantes tradicionales de la ciudad, que cuentan con chefs de reconocido prestigio.

Screenshot_4

Paisajes de primavera

Desde que la nieve comienza a ceder, las primeras flores asoman y Bariloche se convierte en una explosión de colores. Noviembre es uno de los mejores meses para disfrutar de sus paisajes y de los colores de primavera, ya que se pueden hacer los mejores paseos lacustres.

El más conocido es el recorrido por el Lago Nahuel Huapi, que parte del Puerto Pañuelos con visitas al Bosque de los Arrayanes y La Isla Victoria.  El paseo permite caminar por senderos y conocer en gran magnitud la biodiversidad patagónica, compuesta por ciervos, jabalíes, faisanes y una gran cantidad y variedad de aves.

También se puede practicar rafting en el río Manso o kayak en el Lago Gutiérrez. Otra excursión es explorar el Brazo Tristeza, un profundo fiordo glaciario en el sector suroeste del lago Nahuel Huapi, rodeado de montañas y cascadas. O también hacer el cruce andino, desde Bariloche a Puerto Varas.

Para más información:  barilocheturismo.gob.ar
O en Facebook
Instagram @barilochear
Twitter @bariloche_ar
Youtube Bariloche Argentina
Flickr Emprotur Bariloche Argentina

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje