TRANSICIÓN

ANEP y UDELAR firman convenio para facilitar transición de educación media a la Universidad

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República (UDELAR) firmaron un acuerdo por el que se pretende mejorar la calidad y cantidad de jóvenes promovidos de educación media al ámbito universitario, a través de la puesta en marcha de cinco iniciativas de trabajo coordinadas.

Presidente del Consejo Directivo Centra de la Administración Nacional de Educación Pública, Wilson Netto, y el rector de la UDELAR, Rodrigo Arim. Foto: Carlos Loria.
Presidente del Consejo Directivo Centra de la Administración Nacional de Educación Pública, Wilson Netto, y el rector de la UDELAR, Rodrigo Arim. Foto: Carlos Loria.

Participaron de la firma del convenio: el presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, y el rector de la UDELAR, Rodrigo Arim.

A través de la iniciativa se establecen cinco ejes de trabajo, los cuales tienen como cometido “facilitar las transiciones de una institución educativa a otra, promoviendo el seguimiento de los alumnos para facilitar su acceso a la Universidad”.

Ambas instituciones crearán un “Observatorio de trayectorias estudiantiles”, el cual realizará un seguimiento que abarcará desde el egreso de la formación media superior hasta el ingreso a la educación terciaria pública.

Asimismo, “se establecerán programas de acompañamiento a estudiantes con materias previas o con condicionamientos especiales que ingresan a la Universidad”. Su cometido será  articular los contenidos “académico-curriculares así como la oferta educativa en los territorios”.

Ambas instituciones “cooperarán en el desarrollo de la enseñanza de las matemáticas y las ciencias”.

Se procura “extender las tutorías entre pares al ámbito universitario”. En la actualidad, dicho acompañamiento lo llevan adelante jóvenes universitarios que apoyan a estudiantes de educación media en sus estudios.

Acuerdo relevante

Netto remarcó que se trata de un acuerdo “relevante” en el cual las partes vienen trabajando desde hace meses, y añadió que se “simplifica el esfuerzo por realizar un seguimiento a las trayectorias educativas”.

“Seguimos las trayectorias desde los tres años y recientemente sumamos un seguimiento a los niños que asisten a los centros CAIF y CEPI de INAU, es decir, desde que nacen hasta la finalización en ANEP. Ahora, el paso que damos es el seguimiento de trayectorias a nivel universitario y un intercambio de información”, remarcó el jerarca de la educación pública.

Explicó que se ha construido una “interfase de intercambio de información entre los estudiantes que egresan de ANEP y los que están desarrollando educación a nivel de la UDELAR. Ver de dónde vienen, cómo ha sido su tránsito por la educación media, y cómo se generan insumos para continuar mejorando los acompañamientos”.

Añadió que “también implica la posibilidad de llevar las tutorías que se realizan en educación media, hacia los servicios universitarios”.

Otro de los aspectos que resaltó Netto es el referido a que un estudiante al culminar la educación media, y en función de su voluntad, “quede incluido en forma automática dentro del servicio universitario que desee”.

También se refirió a la necesidad de “trabajar en el delineamiento de los intereses vinculados al ingreso universitario con el perfil de egreso de la educación media, intentando acelerar los procesos de acreditación y reconocimiento, facilitando la posibilidad de generar una estructura de bachillerato general que el país hoy no tiene”.

“La fórmula de egreso, que requiere todo un cúmulo de trámites por parte del estudiantado, hoy ya no tiene sentido en función de la disponibilidad de los sistemas de información que venimos trabajando en forma conjunta”, sentenció Netto.

Por su parte, Arim destacó que el convenio entre ANEP y UDELAR tiene como principal objetivo “proteger las trayectorias educativas, en el traspase de ciclos educativos”.

“Ambas instituciones estamos avanzando para construir un sistema educación público nacional que fomente las transiciones, permita el egreso de educación secundaria y la inserción en el mundo universitario de la manera más fluida posible”.

“Todavía tenemos que construir un verdadero espacio donde las transiciones no impliquen saltos cualitativos importantes, ni sean traumáticas para el estudiante”, puntualizó Arim.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje