Cambios. Máquinas automáticas e Internet terminaron destruyéndola

La crisis del DVD: Blockbuster se prepara para dar quiebra

Blockbuster valía ayer U$S 18 millones, y sus acciones se comercializaban en el mercado a 9 centavos de dólar.

En 1994, la empresa había sido comprada por Viacom en U$S 8.400 millones.

En 1985 Blockbuster había abierto su primer local en Dallas, Texas, EEUU, creciendo rápidamente en los Estados Unidos y alrededor del mundo con la permanente apertura de nuevos locales propios y franquiciados. Llegó a Uruguay en 1998 con tres locales (Punta Carretas, Malvín y Carrasco).

Pero a nivel local nunca logró un crecimiento importante. Entre otras razones porque Internet crecía cada vez más y con ello la bajadas de las películas “pirateadas”. A esto se sumaron otros fenómenos, como ser la digitalización de la TV Cable y que el cine, que tenía sus problemas, logró superarlos con la llegada del fenómeno “3D”, que volvió a las salas al público ávido de nuevas emociones.

No obstante, Blockbuster mantiene en Uruguay, como en el resto del mundo, la premisa de seguir con amplios horarios de atención al público (que llegan los fines de semana hasta las 12 de la noche) e incorporando nuevos productos, como ser los BlueRay (videos de alta definición), pero que tampoco lograron despegar a nivel local ni internacional, por la falta de equipos reproductores económicos.

Una prueba de que Blockbuster va a la quiebra (no significa que cierre sino que dejará de pagar sus deudas) son las renuncias de última hora. Ayer se supo que su vicepresidente ejecutivo y director financiero. Thomas M. Casey, había renunciado el pasado 11 de setiembre. A principios de mes la empresa había caído en “default” al no pagar al vencimiento bonos de deuda que había emitido. Ahora Blockbuster tiene hasta el 30 de setiembre para pagar U$S 42 millones que debe a los tenedores de bonos. La salida es que en esa fecha no pague y se presente a la quiebra. En un artículo de “The Independent” de Gran Bretaña, el periodista Guy Adams desde Los Angeles, informó que los ejecutivos de la firma estuvieron realizando en estos días una ronda de reuniones con los seis estudios grandes de Hollywood, en los que develaron el plan de presentarse como “insolventes” a fines de este mes. La declinación del apetito del público por el alquiler de videos, junto a la creciente competencia de rivales como Netflix, que trabajan con pedidos a distancia , destruyeron el modelo de negocios de la compañía. Desde comienzos de 2008, Blockbuster lleva perdidos 1.100 millones de dólares, y el año pasado se vio forzado a cerrar más de cien locales en todo Estados Unidos. En ese país, la empresa conserva unos 3.500 locales, lo que aún la convierte en la mayor franquicia existente: su rival más cercano, Hollywood Video, cayó a comienzos de este año. Aún así, recientemente recibió una herida mortal con las máquinas automáticas que alquilan películas por apenas un dólar al día.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje