DESDE LA PRODUCCION DE CAFE Y EL RECICLAJE DE MATERIALES, HASTA LA CONSTRUCCION DE CASAS, EL PTI APARECE COMO UNA ESTRATEGIA POR DEMAS ACERTADA PARA PROMOVER Y APOYAR LA INICIATIVA DE LOS URUGUAYOS

Parque Tecnológico Industrial del Cerro: 50 empresas emplean a más de 500 personas

El Parque Tecnológico Industrial del Cerro desarrolla y consolida distintos procesos de producción, que incluyen capacitación e innovación de tecnologías y espera en 2007 consolidar el modelo de gestión e ingresar en una nueva fase de desarrollo de ideas y de nuevas propuestas culturales con la creación del Parque Cultural.

Según Ember Martínez, secretario ejecutivo del Parque Tecnológico Industrial del Cerro, este emprendimiento surgió como una voluntad de la primera Intendencia en Montevideo, en el Frente Amplio, de generar un proyecto en esta zona de Montevideo, que revirtiera el proceso de decadencia y marginación que había vivido ese barrio histórico de Montevideo, de tradición obrera, pero que con el cierre de los frigoríficos a finales de la década del 70 se desmoronó.

 

Génesis y acumulación

En un informe elaborado por Sepredi (Secretaría de Prensa de la Presidencia) se destaca que la primera señal consistió en recuperar un enclave histórico que fue el Frigorífico Artigas y generar fuentes de trabajo para la zona. Esta nueva realidad implicó un proceso de ideas entre los años 94 y 98, comienzo que germinó a lo largo de ocho años de trabajo.

En este período la acumulación de experiencias, los vínculos con la zona y la generación de fuentes de trabajo se plasmaron en 50 proyectos que hoy cristalizaron en el área de industrias, que generan servicios potentes para la comunidad que implican, entre otros emprendimientos, el tratamiento de residuos, transformándolos en materias primas industriales.

Las 50 empresas están en diferentes procesos de desarrollo. Entre ellas unas 30 están trabajando a “full”, otras en proceso de instalación y el resto en fase intermedia para cristalizar su plan de negocios e ingresar en la etapa de producción.

Entre las empresas ya consolidadas en el área Industrial, están las dedicadas a la producción de alimentos, que en muchos casos desarrollaron productos nuevos en el mercado. Otras empresas, con alto nivel tecnológico, se colocaron a la vanguardia del nicho de mercado, como es el caso de la esterilización de equipos por óxido etileno y materiales médicos. Otro ejemplo de innovación tecnológica son las empresas que se dedican a rubros muy distintos pero que sobresalen por su estrategia: la de ingeniería eléctrica y la fabricación de ración para mascotas.

Este polo industrial introdujo un cambio en el mercado consolidando al parque como una apuesta a la recuperación de la producción con ingenio y nuevas tecnologías para el país.

El proyecto está enclavado en lo que fuera el viejo edificio del frigorífico Artigas, símbolo de la era dorada de esta industria en el Uruguay. Varias de las actuales empresas radicadas en este edificio ocupan en la actualidad lo que fuera la cámara de frío, que incuba los proyectos de innovación tecnológica de redes de comercialización, de educación, para generar los ámbitos de formación de los trabajadores, técnicos y empresarios.

Toda la estructura del PTI parte de un acuerdo con el LATU, UTU y otras instituciones que se suman al complejo para desarrollar y profundizar proyectos productivos. De esta forma las empresas allí instaladas obtienen información, asesoramiento y formación para consolidar los emprendimientos y más tarde se transforman en nuevas empresas.

Para ingresar como empresa al Parque Tecnológico Industrial los aspirantes deben cumplir con una serie de requisitos y condiciones, viabilidad económica, plan de negocios, nichos de mercado, generación de fuentes de trabajo, cuidado del medio ambiente, trabajo con calidad e innovación tecnológica.

Esta última característica está en la base del trabajo que despliega el Parque en las relaciones sociales de producción y que son el vínculo entre los trabajadores en relación de dependencia con los empresarios y los niveles cooperativos.

El Parque comienza a implementar un desarrollo en la forma de gestión que incorpore buenas prácticas en la relación con los trabajadores y que permita la participación en los procesos de calidad de las empresas.

La Comisión Administradora del Parque es la que nutre de técnicos municipales para asesorar a los proyectos en los niveles de calidad de sus productos. El desafío para este año es darle más respaldo técnico y tecnológico a las empresas en la selección de emprendimientos. Este año tendrá el signo de consolidar el proceso de mejora de gestión de la fase empresarial del parque y sumarle el desarrollo desde el edificio verde del núcleo de ideas, el núcleo cultural del Parque, en la formación de empresas y empresarios, donde se incorpore a un joven del oeste de la ciudad, un joven cerrense, para que este edificio se convierta en caldo de cultivo de los empresarios del futuro y de los emprendimientos del futuro. *

 

Casas de madera

Listopanel se encuentra en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro, el cual brinda una puerta abierta al mercado nacional y es parte de una sinergia en cuanto a infraestructura y funcionamiento de conexión con empresas públicas y privadas.

Listopanel es una empresa inserta en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro dedicada a la colocación de pisos flotantes y a la construcción de casas de madera, en la que trabajan cinco personas.

Promoviendo la construcción de casas y la colocación de pisos como una nueva forma de edificación con costos accesibles, Listopanel pretende brindar una respuesta real y autosostenible al déficit de vivienda existente utilizando la reserva maderera, uno de los rubros productivos de referencia de la economía nacional.

“Es un proceso de fácil aplicación, rápido de colocar, con mayor economía y durabilidad”, sostiene el directivo de Listopanel, Pier Nogara, agregando que en nuestro medio existe un “desconocimiento sobre la construcción con madera porque las normas de calidad no están muy claras en el mercado ya que es un producto nuevo, lo que genera un espacio vacío del que nadie se apropia y a nivel del Estado no hay ningún tipo de incentivo”.

Nogara manifestó que respecto a la madera “todavía se tienen temores” ya que no se encuentra registrada como material seguro en el tiempo y no se conoce la construcción a gran escala en nuestro territorio.

En cuanto a costos, la fabricación de casas de madera es hasta un 20% más económica por debajo del sistema tradicional y su duración es ilimitada porque el material es tratado mediante proceso que es certificado por la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) por 30 años.

El tratamiento para que la madera tenga una considerable duración está dado por productos que protegen contra todo tipo de insectos, hongos, inclemencias del tiempo y la oxidación que provoca el sol.

En ese proceso también se construyen pisos en colores marfil, nogal claro, lapacho, colores patinados, etcétera: “Las láminas de arriba son exóticas, tipo paraguayas o brasileñas, y el relleno se hace con material nacional, eucaliptos o pinos”, precisó Nogara.

Agregó que el equipo de trabajo que se dedica al sector madera de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República participó en la construcción de una cooperativa de viviendas en Coviaute, en el barrio Peñarol.

Las viviendas de madera son similares a las casas construidas en bloque de hormigón, ladrillos e hierro, y su valor puede oscilar entre 240 y 600 dólares el metro cuadrado, dependiendo de las terminaciones y de la calidad de la obra arquitectónica.

 

Café orgánico

Artesanos del Café es una empresa familiar que surgió en nuestro país hace 10 años y que fue desarrollándose “de a poquito, a empuje y a la uruguaya”, señala Richard Iribarne, su ideólogo y promotor.

Este año procesarán café orgánico; en 2006 el sabor diferente de su producción elaborada a fuego de leña hizo que su presencia en los supermercados aumentara un 35%.

Hace dos años compraron la marca de té “Mazawatee” a los
ingleses; actualmente Artesanos del Café constituye un 2% del mercado uruguayo ­en el cual se consumen dos millones de dólares de café en forma mensual­ y están instalados en el PTI.

Es una empresa que cuenta con pocas herramientas pero que igualmente está “peleando en el mercado” y sus productos se encuentran actualmente en todas las cadenas comerciales y hoteleras de nuestro país.

El café se quema en un globo ciego en el cual entran 60 kilos y se elabora a fuego de leña entre 200 y 250 grados de calor durante una hora y media aproximadamente y en ese proceso se produce el punto de cocción y de tostado exacto.

Allí juega un papel fundamental la figura del cocinero, que le otorga con su experiencia el toque final al sabor y al aroma. También, se dedican a la elaboración de té. Iribarne sostiene que “en Uruguay se toman 2 millones de dólares mensuales de café; nosotros tenemos el 2% del mercado. En la fabricación trabajan 12 personas; cuatro de ellas son vendedores que también realizan el mantenimiento en forma artesanal y personal de las máquinas que se usan en la elaboración y el empaquetado de los productos.

 

Procesando residuos peligrosos

En el PTI también funciona MA&A, planta de clasificación, tratamiento y envío a disposición final de residuos industriales, que anualmente procesa 300 toneladas de desperdicios peligrosos urbanos, acción que evita daños al medio ambiente ya que no son enterrados y se los deriva a compostaje, reciclaje o como reuso.

Desde el año 2001, MA&A está ubicada en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro y se dedica al tratamiento de residuos industriales y comerciales que no se pueden disponer como residuos urbanos normales y que son enviados a disposición final a la Usina de Felipe Cardozo.

También realizan la clasificación de plásticos, papel, cartón, vidrios, metales, baterías, pilas y medicamentos, entre otros, los cuales se envían para su reciclaje a particulares que gestionan su utilización final.

Los controles de eficacia sobre los productos que se remiten a disposición final los realiza el Laboratorio de calidad ambiental de la Intendencia Municipal de Montevideo, el cual indica las necesidades de realizar análisis y comunica a MA&A los requerimientos a seguir para que los productos no contaminen el medio ambiente.

Entre sus proyectos en desarrollo se encuentra la exportación a la República Federal Alemana de medicamentos desestuchados.

El directivo de la empresa Rubén Martínez señaló que “MA&A trata básicamente de darle a la sociedad la posibilidad para el correcto tratamiento y la correcta preparación para la disposición final de residuos industriales y comerciales que no se pueden efectuar por el servicio normal de residuos urbanos”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje