Miercoles 23 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Fueron separados de sus cargos varios titulares de agencias

    Banca salteña de Quinielas, intervenida por evasión a la DGI

    Desde el pasado lunes rige una intervención en la Banca Colectiva de Quinielas de Salto y varios titulares de agencias de la misma se encuentran separados de sus cargos por decisión de la Dirección Nacional de Loterías (DNL), luego de que se comprobaran graves irregularidades que hacen a los aportes obligatorios que deben hacer al Estado.

    Escrito por: DIEGO FERNANDEZ - SALTO

    Jueves 21 de agosto de 2003 | 04:06

    Celmar Cruz, uno de los dos interventores de la DNL, aseguró que el monto de la irregularidad se sitúa en una cifra próxima a los cuatro millones de pesos, constituyendo una situación anómala que ya lleva varios meses y que no ha sido posible solucionar ante la reiterada negativa de los titulares de las agencias a buscar fórmulas de solución. El funcionario del organismo estatal que controla a los capitalistas del juego explicó asimismo que las apuestas y los pagos de premios se llevan a cabo con total normalidad. Solamente cabe esperar ahora la determinación del futuro de quienes hasta ahora eran concesionarios, resorte exclusivo de las máximas autoridades del organismo.

    “Estamos en Salto desde el mes de abril” –agregó Cruz– “operando ante la situación de la Banca de Quinielas de Salto, a efectos de corregir anomalías que se venían sucediendo en relación al no pago de los impuestos que tenían que verter como agentes de retención los titulares de agencias, a las arcas de la Dirección General Impositiva. La evasión se ubica en casi cuatro millones de pesos. Desde antes del mes de abril se hicieron muchas gestiones de parte del director general del organismo, el contador Julio Monterroso, quien estuvo acá en febrero durante tres días conversando con todos los agentes de la Banca de Salto. Entonces resultaron infructuosos los esfuerzos por buscar un consenso para la solución del problema”.

    El funcionario de la DNL precisó que quienes no se avinieron a buscar soluciones fueron “los titulares de las agencias 1, 2, 3, 4, 5 y el 50 por ciento de la 7, ya que esta última se dividió en dos grupos.

    La Banca es la unión de todos los agentes de Quinielas del departamento, regidas por la Ley de Bancas (14.808) que obliga a las agencias a reunirse en Banca para responder todos juntos por los impuestos y por los aciertos. Ello se venía cumpliendo, pero luego surgieron inconvenientes determinando que algunas agencias se fueran y otras quedaran. La función de la intervención era recuperar los impuestos que no se vertían, lo que se ha logrado, al tiempo que proponer soluciones para el funcionamiento futuro de la Banca. A tales efectos se hicieron muchas gestiones, tanto a nivel personal como de grupo, y siempre el grupo de agentes mencionados estuvo en desacuerdo con las decisiones de la Lotería, concretando desacato en forma reiterada.

    Hasta que no hubo más remedio que tomar la decisión de la suspensión de los titulares de las agencias en infracción. Lo que hicieron los agentes fue disponer de ese dinero para otros fines. Nos dijeron que en momentos en los que no había utilidades recurrieron a ese dinero para seguir en funcionamiento.

    Celmar Cruz concluyó asegurando que “la actual situación no acarrea riesgo alguno para los apostadores, ya que las agencias siguen funcionando con normalidad y solamente está en duda la continuidad de sus titulares, quienes al cabo fueron los infractores. Los agentes de quiniela son concesionarios, titulares de patentes revocables y precarias.

    La explotación del juego de azar y las agencias son del Estado y ellos son titulares precarios a quienes el Poder Ejecutivo designa al igual que puede retirarles la concesión sin explicación alguna”. *

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario