CATÁSTROFE AMBIENTAL

Brasil vive la peor marea negra de su historia con 320 playas manchadas de petróleo

Los restos de un vertido de petróleo sucedido en julio llegaron a las costas de Brasil dejando cientos de playas totalmente cubiertas de crudo.

Los incendios de la Amazonia, propiciados por las políticas ambientales de Jair Bolsonaro, se llevan todos los titulares, pero la comunidad internacional ignora el desastre que está sucediendo en las playas del gigante sudamericano.

Se trata de una marea negra de petróleo, la más grande de la historia del país, que ha contaminado ya más de 320 playas en toda su costa.

Según distintas investigaciones, el crudo podría provenir de un derrame del buque Bouboulina sucedido a finales de julio a unos 700 kilómetros de la costa brasileña.

Pese a la distancia, la gigantesca mancha fue transportada por las mareas hasta Brasil y, ante la inacción del gobierno ultraderechista de Bolsonaro y de la comunidad internacional, está causando una seria afectación en la flora y fauna.

Haciendo poco o nada

El presidente Bolsonaro admitió el pasado 3 de noviembre en una entrevista con TV Record la existencia del gran problema que está causando el derrame y tachó de “criminal” lo sucedido. Advirtió que “lo peor está por venir” para el medio ambiente.

Miles de comunidades afectadas y organizaciones ambientalistas han denunciado la situación durante semanas, destacando que el gobierno ha sido ineficaz en detener el avance del problema o en contrarrestar sus efectos, poniéndose en la posición de víctima.

”Lo que llegó hasta ahora y fue recogido es una pequeña cantidad de lo que fue derramado. Lo peor está por venir, no sé si en la costa de Brasil, aunque todo indica que las corrientes fueron hacia la costa de Brasil”, aseguró Bolsonaro, sin precisar mayores detalles y sin puntualizar que buena parte de los trabajos de limpieza lo están llevando a cabo voluntarios y ONGs. 

 

Según datos de las organizaciones, son más de 4.000 toneladas de petróleo las que han llegado a las playas de 314 localidades de la región nordeste de Brasil, que atrae a cientos de miles de personas de todo el país y del exterior en el verano.

La Policía Federal de Brasil investiga a un buque de bandera griega, llamado Bouboulina, propiedad de la empresa Delta Tankers LTD y cargado con petróleo venezolano, como el presunto responsable del que ha sido calificado como el “mayor desastre ecológico” de la historia en la costa brasileña.

La empresa niega las acusaciones y se desconoce además si el vertido fue intencional o accidental.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje