ADIÓS, MADRE SELVA

La Amazonia en llamas: Arde la selva en la era Bolsonaro

La tala de la selva amazónica ha crecido rápidamente desde que Bolsonaro es presidente. Ahora también se ha detectado una gran cantidad de incendios forestales que han devastado decenas de miles de hectáreas.

Foto: NASA
Foto: NASA

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil reconoció esta semana que los incendios en la Amazonia han aumentado más del 80% en lo que va del año en comparación con el periodo anterior de 2018.

Estos datos no han caído bien a la ya decaída imagen del presidente Jair Bolsonaro, quien despidió el pasado 2 de agosto a Ricardo Galvao, director del INPE tras publicar un informe en el cual acusaba al gobierno de permitir un aumento en la deforestación.

En lo que va del año se han detectado 72.843 incendios en Brasil, según INPE, y actualmente hay fuegos activos en varios lugares de la selva que parecen aún más fatales al estar Bolsonaro en el poder. Su administración tiene políticas ambientalistas laxas y él mismo se ha declarado negacionista del cambio climático.

INPE dijo que desde el jueves pasado las imágenes de satélite han  dectectado 9.507 incendios forestales, principalmente en la cuenca del río Amazonas, el cual está rodeado por la selva tropical más grande del mundo y la cual se considera vital para contrarrestar la crisis climática global.

No pinta nada bien

El estado de Amazonas declaró desde el 9 de agosto emergencia ambiental por los fuegos, y su capital, Manaos, ha quedado cubierta de humo varias veces en los últimos días. Acre, en la frontera con Perú, también elevó la alerta ambiental al máximo nivel el viernes pasado por los incendios.

También han aumentado los focos de fuego activos en Mato Grosso y Pará, dos estados mayormente agrícolas que han presionado las tierras cultivadas hacia la cuenca del Amazonas estimulando la deforestación para hacer sembradíos o pastizales para ganado.

Los incendios pueden ser relativamente comunes en la estación seca, pero también son provocados por los agricultores que hacen quemas ilegales para liberar tierras.

La agencia espacial INPE dijo que la gran cantidad de incendios forestales no se puede atribuir a la estación seca o solo a fenómenos naturales.

“No hay nada anormal en el clima este año o las lluvias en la región amazónica, que están un poco por debajo del promedio”, dijo el investigador del INPE Alberto Setzer.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje